El secreto para comer pizza sin ganar peso, son trucos fáciles

218

La pizza es, posiblemente, una de las comidas más amadas del mundo. Tiene cientos de variaciones, la comen vegetarianos y carnívoros por igual, y nadie se puede resistir a un trocito (incluso si están a dieta). La combinación entre salsas, ingredientes y queso siempre es bienvenida, especialmente si tenemos mucha hambre o si necesitamos algo que nos alegre el día.

Sin embargo, querer comer saludable y amar la pizza no siempre son cosas muy compatibles? al menos hasta ahora, pues la experta en el tema y escritora para el sitio Eat This Not That! Dana Leigh tiene unos trucos para nosotros que compartió con el portal This is Insider. Sigue leyendo para conocerlos.

1. Evita las proteínas llenas de sal y prefiere la carnes magras.

 

De seguro crees que esto no hace tanta diferencia pero la verdad es que sí. Evita el pepperoni, las salchichas y el tocino y prefiere pizzas con pollo, anchoas o jamón en trozos. Tienen los mismos gramos de proteína pero mucha menos sal, algo que también ayudará a reducir la hinchazón.

2. Prefiere la masa delgada.

Ya sé que muchas personas odian la masa delgada (y que jamás se les ocurriría comer una pizza en masa integral) pero esta es una de las formas más sencillas de ahorrar calorías sin quitarle a tu pizza tus ingredientes preferidos (mejor menos masa que menos queso ¿no?)

3. Si preparas la pizza en casa, intenta cocinar tu propia salsa de tomates

 

Las salsas enlatadas a menudo tienen mucho azúcar y sodio. Puedes preparar la tuya con el mismo sabor usando tomates y algunas especias. De esa forma ahorrarás calorías y sabrás exactamente qué estás poniendo en tu boca.

4. No comas directo de la caja

Sirve tu pizza en platos y verás una gran diferencia. Según un estudio citado por This is Insider, la gente consume más comida si la superficie donde esta se encuentra es más grande(pues parece que la cantidad de comida fuerza menor).

5. Independiente del sabor que pidas, intenta añadir la mayor cantidad de vegetales posibles

 

Según los expertos esto ayuda a bajar el índica glucémico de una pizza (en otras palabras, la cantidad de carbohidratos simples y azúcares) al mismo tiempo que aumenta la cantidad de fibra. Los vegetales y las proteínas magras son los mejores ingredientes que puedes poner en tu pizza pues te ayudarán a controlar el hambre y aumentar la sensación de saciedad.

6. Opta por compartir

Evita pedir una pizza para ti solo, a menos que sepas que puedes controlarte o no te importe comerte la pizza entera. A menudo comeremos todo lo que pidamos, incluso si ya no tenemos hambre. Compartir es la mejor solución para esto (o pedir la pizza más pequeña).

7. Usa la magia de las servilletas

Si ves que una pizza tiene mucha grasa encima (aceite o queso derretido extra) simplemente pon una servilleta encima para quitar el exceso. Según los expertos puedes ahorrar hasta 50 calorías cada vez que hagas esto.

8. Evita las pizzas que ofrecen extra queso sobre la pizza o en sus bordes

 

Como todas las pizzas ya tienen queso en la base, no hay necesidad de agregar más, especialmente porque con ello estarás aumentando de forma significativa la cantidad de grasa y calorías que consumirás.