Samuel Martínez y parodias contra el gobierno: “el pueblo no es estúpido”

821
Samuel Martínez
Moncho es el personaje más famoso de Sammy Martínez.

Tegucigalpa. Jesús Samuel Martínez, es uno de los personajes más cómicos de la televisión nacional, y con su carismática manera de bromear, y criticar al gobierno y a sectores políticos, se ha ganado un lugar entre los animadores más “originales” del país.

Samuel Martínez tiene la oportunidad de participar en programas de televisión, en los que trata de ser la “voz” de muchos hondureños indignados, por situaciones diversas que pasan en la sociedad, a diario.

Y, con su personaje más reconocido – “Moncho”-, se ha dado a conocer ante la juventud y demás hondureños.

Samuel Martínez, es uno de tantos hondureños, que la injusticia y la desigualdad lo han indignado. Pero con la característica que, él puede levantar la voz a través de los medios de comunicación. Y con una manera bien original, además de concientizar, trata de sacar una sonrisa en los televidentes.

Esto y más, compartió este personaje tan conocido y emblemático de la televisión hondureña con Tiempo Digital en exclusiva.

Gazu, el beatbox hondureño que quiere romper las fronteras

A continuación, de la propia boca de Samuel Martínez, lo que hace, cómo lo hace, y por qué lo hace.

¿Cómo empiezas en los medios de comunicación?

Yo llegué a TVC en el año 2001, venía llegando de la ciudad de La Ceiba, estaba estudiando y practicaba con las reservas del Motagua.

Se dio la oportunidad de trabajar como asistente de cámara, en ese entonces, el productor general era Juan José Romaña.

¿Cómo empezaste a presentarte delante de las cámaras?

La oportunidad empezó a darse de manera paulatina, cuando estaba el programa Fantástico. Ahí fue cuando conocí a Luis Rodríguez, quien fue la persona que me dio la oportunidad de presentarme frente a cámara.

Después surgió la idea del Cuarto de Luis. Y ahorita estoy en Las Mañanas del Cinco, y en Los del Cuarto.

¿Por qué las parodias contra los gobiernos?

El programa (El Cuarto de Luis) nació como un precedente en cuanto a crítica y manera poco seria.

Los que hemos sido parte del programa siempre tratamos de criticar y señalar injusticias contra el pueblo. También tratamos de identificar, cuando quieren darle atol con el dedo a la gente.

Si algunas veces lo aceptan, quiere decir que lo que hicimos es cierto. Tratamos de sacarle una sonrisa a la gente con lo malo que se hace en el país.

Siempre tratamos de generar algo positivo al final, dar un mensaje de que las cosas no están bien y que el pueblo no es estúpido.

Samuel Martínez
De una manera original, Samuel Martínez y sus compañeros siempre hacen critica a situaciones sociales del país.

¿Te consideras un crítico del gobierno?

Más que crítico, me considero una persona que el pueblo quisiera que fuera, ya que tengo la voz de decir y hacer lo que la mayoría de gente no puede.

No me considero un crítico, solamente un hondureño que señala desde el punto de vista común, las cosas que están pasando en el país.

¿Has recibido represalias por tus críticas en la parodia?

Si, varias veces hemos sido blancos de críticas. Durante el Golpe de Estado también fuimos duramente señalados.

Nunca nos pasó nada, pero sì recibimos una que otra amenaza por parte de un sector que no estaba de acuerdo con lo que hacíamos.

El Packy: “Yo hice lo de Kevin con toda la inocencia, y con las ganas de ayudar”

Pero es parte del trabajo de nosotros, ya que estamos expuestos a eso, y si causa ese impacto es por que hicimos las cosas bien.

¿Quién fue Luis Rodríguez para ti?

Fue y será mi mentor, y a pesar de que ya no tenemos contacto como lo teníamos antes, él es una persona a la que admiro y respeto. Fue él, el que vio algo en mí, y abrió la puerta de llegada a donde estoy, y darme a conocer.

¿Las críticas de Luis lo afectaron en su carrera?

El siempre sigue siendo un crítico. No tengo el derecho de hablar de algo de lo que no se me ha dado la potestad de hacerlo. Pero si hubiese sido por sus criticas que salió, creo que todos estaríamos fuera ahora.

Claro que hay muchas cosas que él decía, o quería dar a entender, y afectaron, y provocaron molestias. Pero esto sigue pasando todavía, pero eso más que todo lo que me causa es gracia.