Los testigos de Jehová
Son calificados como una sectaLa sede principal de la organización está a cargo de la dirección de las filiales en el territorio ruso. A nivel regional, los Testigos de Jehová a menudo tienen problemas con la ley, se les imponen multas por posesión de materiales extremistas o se les ordena judicialmente el cierre de sus centros.

REDACCIÓN. Los testigos de Jehová este 20 de abril recibieron prohibición de realizar sus actividades evangelísticas por parte del Ministerio de Justicia de Rusia.

La organización nació en EE.UU., ha sido incluida en la lista de entidades religiosas. Sin embargo, su funcionamiento ha sido interrumpido por sus actividades extremistas.

Los Testigos de Jehová, cuentan con ocho millones de seguidores a nivel mundial. Esta tiene 175.000 seguidores en Rusia.

“Los creyentes pueden enfrentarse a penas de hasta 10 años de prisión. Sí el Ministerio de Justicia se sale con la suya”. Comentó Vasily Kalin presidente de los Testigos de Jehová en Rusia.

Además aseguró que el reconocimiento de la organización como extremista conducirá a la confiscación de los bienes pertenecientes a la comunidad.

Los testigos de Jehová calificados como una secta

Los testigos de Jehová

De acuerdo con el Ministerio de Justicia ruso, en el periodo del 8 al 27 febrero se llevó a cabo una inspección no programada de su actividad que reveló que la organización viola reglamentos y contradice la legislación rusa en el campo de las acciones contra las actividades extremistas.

Muchos consideran a los Testigos de Jehová como una secta e incluso una ‘secta totalitaria’. “A diferencia de las sectas clásicas como los bautistas, los Testigos de Jehová controlan duramente a los miembros de su comunidad, limitan sus derechos civiles, regulan todos los aspectos de su vida, los engañan durante el reclutamiento y los explotan”, sostiene Alexánder Dvorkin, profesor y especialista en religiones