SAN PEDRO SULA. El ciudadano de nombre Josué Tomé, estudiante de la Facultad de Periodismo en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras en el Valle de Sula (UNAH-VS), quiso compartir con este periódico una reflexión sobre lo que viven muchos hondureños en relación al desempleo.

El escrito dice así: 

“Con la ilusión de encontrar un empleo me trasladé hacia un parque industrial muy cercano de lugar donde yo habito, llegando a las seis de la mañana aproximadamente, fui unos de los primeros en llegar en ese lugar.

A medida que los minutos transcurrían, llegaban aún más y más personas, al término de una hora ya habíamos en ese lugar, más o menos unas trescientas personas buscando una oportunidad de empleo.

Las conversaciones entre los que estábamos allí sonaban, contaban uno con el otro sus experiencias laborales, yo sólo me encontraba sentado en una baranda de tubos con mi cabeza agachada esperando la hora que ese portón frente a mí se abriera y no solo se abriera así nada más, sino que también apareciera una persona que con viva voz llamara y empezará a mencionar las plazas de empleo que hubieran para los que estábamos allí.

REALIDAD EN HONDURAS

Pero esa ilusión, ese anhelo y deseo de encontrar un empleo para sobrevivir en este país donde vivo, terminó al llegar las diez de la mañana, al ver que ese portón nunca se abrió.

Uno por uno, cada persona, cada mujer y cada hombre, se fue retirando de ese lugar con la cabeza hacia abajo pensando cómo o qué harían para llevar el pan de cada día a sus hogares, yo de igual manera tomé mi bicicleta y me retiré esperando que un día más pase para volverlo a intentar y así poder encontrar un empleo para llevar el pan de cada día a mi hogar.

La situación está muy difícil en mi país, la verdad no hay que negarla, existimos miles y miles de personas desempleadas, buscando cada día una oportunidad para sobrevivir en esta hermosa y rica Honduras, mal administrada por los gobernantes que por muchos años han saqueado y han buscado sus intereses personales.

MÁS DEL ESCRITO

Gobernantes miserables: Azules, rojos o de izquierda, todos son lo mismo, mal agradecidos que han jugado por muchos años con la ignorancia de este pueblo, de este pueblo que hoy llora, se desespera, roba o mata, tan sólo por llevar el pan de cada día hacia su hogar.

Concluyendo, le pido a los gobernantes actuales que dejen ya de una vez por todas de buscar sus intereses personales y que ayuden generando más empleo, necesitamos más su apoyo en educación y salud, que no se les olvide que nosotros como pueblo hondureño los hemos elegido para administrar bien nuestros recursos, ustedes diputados, alcaldes y hasta el propio presidente, ustedes son nuestros empleados, ya dejen de una vez por todas de hacerse más ricos con lo que a nosotros nos pertenece, no velen ya por sus intereses personales, sino por los intereses de nosotros el pueblo hondureño.

AGREGA TOMÉ

Yo nada más soy uno de los muchos jóvenes que vivimos en este país queriendo encontrar un empleo para así vivir dignamente y llevar el pan de cada día a mi hogar, si alguien quiere ayudarme y recomendarme en alguna empresa bienvenido sea, Dios les va recompensar muchísimo”.

Dios les bendiga.
Josue Tomé

Josué Tomé, el universitario que sólo pide una oportunidad
Josué Tomé, el universitario que sólo pide una oportunidad