TEGUCIGALPA, HONDURAS. Miembros de C –LIBRE y la Asociación de Periodistas de Honduras (APH), están recogiendo firmas para derogar el artículo 335B de la ley “Mordaza”.

Lo anterior, es para producir un recurso de inconstitucionalidad contra el artículo 335B, mejor conocido como la “Ley Mordaza”.

Andrés Molina, miembro del Comité por la Libertad de Expresión en Honduras, manifestó que este artículo no debe entrar en vigencia.

“Nosotros estamos junto a la Asociación de Prensa Hondureña para recoger firmas y presentar un recurso de inconstitucionalidad, en la CSJ. El propósito es que este articulo 335B no entre en vigencia, que sea derogado, ya que lesiona la libertad de expresión de los periodistas y el plano en general”, manifestó Molina.

Asimismo, explicó Andrés Molina, que no tienen un límite para recoger firmas y presentarlas ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

“Para presentar un recurso de inconstitucionalidad, es una firma. Esperamos recoger la mayor cantidad de firmas. Creemos que la Corte puede resolver con mayor rapidez si ven que la presión social es importante. Los colegas periodistas y la los ciudadanos debemos unirnos y presentar este recurso”, añadió el representante de C- LIBRE.

Versión de un periodista parlamentario:

Por otra parte, Roger García, periodista de radio Globo, quien cubre la fuente Legislativa, explicó cuál fue su postura.

“ Hemos visto con desagrado. Me dio asco entrar ahí un rato y ver como los diputados aplaudían en la entrega de los premios”, dijo.

Dijo que es lamentable que se le entregue un premio a un periodista por parte del Congreso, cuando está vigente el articulo 335B.

“Yo estoy en contra de que se le entregue un premio a un periodista. No estoy en contra de un periodista en particular, estoy en contra de la decisión de los diputados, tanto a nivel de directiva, que tomaron la decisión de aprobar este articulo 335B”, prosiguió Roge García.

Para García, este articulo violenta el derecho a informar. Enseguidda añadió que “luego  premian a nuestro gremio, yo creo que es una doble moral, un doble discurso de quienes manejan el CN”.

“Lo digo sinceramente. Me dio asco ver como aplaudían a quienes les entregaban los premios, los mismos que lograron aprobar este artículo”, finalizó.