Julissa Lizardo G.
Docente Universitaria, Licenciada en Periodismo
Comayagua, Comayagua

 

REDACCIÓN. Este lunes 28 de agosto del presente año, los diferentes partidos políticos que participaran en las elecciones generales del 26 de noviembre podrán pedir abiertamente el voto a los ciudadanos, según lo establece el Cronograma Electoral del Tribunal Supremo Electoral.

Durante tres meses a través de anuncios de radio, televisión, en el periódico, redes sociales y en vallas publicitarias ubicadas en los lugares que establece la ley, los diferentes candidatos de los diez partidos políticos tendrán la tarea de ganarse la simpatía y convencer al electorado de que son la mejor opción para el país.

Por primera vez en la historia de Honduras un presidente se podrá reelegir, pero también por primera vez se elimina la publicidad gubernamental lo que en otras ocasiones se denunció como ventaja para quienes ocupaban el poder y aspiraban a un cargo de elección popular.

Además, en este proceso se aplicará la Ley de Financiamiento, Transparencia y Fiscalización a Partidos Políticos y Candidatos la que busca evitar la corrupción y la filtración de recursos mal habidos en la campaña política.

Se expresa Julissa Lizardo

Lamentable en nuestro país la política es vista como un medio para el enriquecimiento grupal o personal y no como lo que verdaderamente debe ser, un servicio al bien común, por lo que durante esta campaña los ciudadanos esperan de los líderes políticos un comportamiento de altura característico de un profesional de la política lo que casi nunca sucede.

Las propuestas, son en teoría el eje de toda campaña, pero por desgracia, cada vez toman menos relevancia en la arena electoral.

Pareciera que la mercadotecnia, la guerra sucia, o la polémica han venido a sustituir a las ideas como rectoras del ejercicio electoral, en ese sentido, este proceso debe estar basado en principios éticos y en valores, llevado con respeto y en sana convivencia porque eso reflejará la madurez política de los partidos y candidatos a cargos de elección popular en Honduras.

El deseo y anhelo de los hondureños es que la propaganda electoral que arranca este lunes sea transparente y limpia dejando a un lado la desacreditación, los insultos y el ataque pero, sobre todo que no sea una propaganda de falsas promesas o de ofrecimientos irrealizables, más bien que muestre propuestas reales y concretas, así como soluciones para los problemas que enfrenta el país.

Elecciones generales en Honduras

En esta campaña electoral los ciudadanos serán sometidos un “bombardeo propagandístico” al tiempo que tendrán la oportunidad de escuchar y analizar las diferentes propuestas de los candidatos y candidatas, pero sobre todo de estudiar a la persona como tal para que el 26 de noviembre escojan de forma voluntaria y lejos del tradicionalismo a los que tomaran las riendas del país.

Todos los hondureños anhelan una mejor nación, pero eso depende de la demanda de verdaderas propuestas y de una democracia participativa y honesta, que permita construir el país que todos sueñan.