¿Cuál es la mejor postura para nuestro cuerpo? ¡Mejórala fácilmente!

83

La posición que adopta nuestro cuerpo dice mucho e influye grandemente en la percepción que tienen los demás de nosotros. No será igual que nos vean relajados y alegres que con la cabeza hundida entre  hombros y vista hacia abajo. Por eso, hoy te proponemos mejorar tu postura corporal, ya que resulta clave para lucir mejor y sentirte bien.

Siempre pensamos en estar erguidos, en nuestra columna vertebral alineada como la clave para lograr una postura correcta. Sin embargo, también puede ser adecuado estar tumbados boca arriba con la cabeza ligeramente elevada o estar sentados con el torso ligeramente inclinado hacia atrás.

Es decir, no hay una sola postura corporal correcta, sino que la clave está en no adoptar una posición rígida, que nos coloque en tensión y no nos resulte cómoda, sino más bien en tener una posición en la que si bien la columna está alineada, nos resulte cómoda y podamos tener los hombros y la espalda relajada, ya que sentarnos o pararnos como si estuviéramos en un crucifijo en nada favorece el logro de una buena posición sino que por el contrario, por la tensión que ocasiona puede generar molestias e incluso, dolores, como ha sido comprobado.

Por otro lado, si estamos cómodos nos sentiremos mejor y eso resulta clave para mostrar una imagen totalmente diferente a los demás de la que mostraríamos en una posición rígida y que genera tensión.

Entonces, aunque sí es importante que la columna vertebral conserve sus curvas naturales y que no nos encontremos con la cabeza hundida, los hombros caídos o el torso inclinado hacia adelante y la vista hacia abajo todo el tiempo, tampoco es recomendable que adoptemos una posición rígida y tensa para lograr una buena postura corporal.

Cómo mejorar nuestra postura corporal

Para lucir mejor, prevenir el desarrollo de barriga, mostrar más elegancia y sentirnos bien, es clave adoptar una buena postura corporal. Para ello, podemos implementar diferentes recursos y/o consejos:

Muévete con regularidad, pues el sedentarismo genera hipotonicidad en los músculos y así, puede contribuir a adoptar malas posturas corporales.

Le puede interesar: Cómo el ejercicio excesivo y prolongado puede darte problemas gastrointestinales

Entrena con buena técnica y trabajando todos los músculos del cuerpo, ya que de esta forma evitarás desequilibrios musculares. También, te alejarás de las malas posturas inducidas por movimientos mal realizados en el gimnasio.

Cuerpo: Hombros y cuello

Siéntate relajado, sin tensión en tus hombros y tu cuello. Pero tampoco dejes que tu cabeza se hunda en medio de los hombros. O que tus hombros se encuentren caídos hacia adelante. Fortalece tu core, es decir, tu zona media del cuerpo que en gran medida contribuye a adoptar una buena postura corporal. Allí se sitúan músculos estabilizadores de todo el cuerpo.

Duerme en una posición correcta, es decir, de lado o boca arriba. Eso evitando dormir tumbados boca abajo, con una almohada muy alta o sin la misma que entorpece la alineación adecuada de la columna vertebral.

Además de los consejos antes dados, es fundamental realizar un entrenamiento adecuado. Hay muchos ejercicios que podemos incluir en el mismo para mejorar la postura.

Por ejemplo: retracciones escapulares y otros en TRX. También  como los ejercicios del Manual de Campo del Ejército de Estados Unidos. Este que pueden ser de mucha ayuda para lograr una adecuada posición del cuerpo.