Domingo, 02 Junio 2013 21:46
Confirma alta funcionaria norteamericana:

Por lenta, la DIECP pierde el apoyo del gobierno de EEUU

Tegucigalpa, Honduras

El gobierno de los Estados Unidos decidió suspender todo el apoyo que estaba brindando a la Dirección de Investigación y Evaluación de la Carrera Policial (DIECP), el ente que tiene a cargo el proceso de depuración de la Policía Nacional.

Una alta funcionaria del gobierno de los Estados Unidos, que pidió omitir su nombre, dijo el fin de semana a Diario TIEMPO que "el pueblo hondureño ha expresado su frustración con el lento progreso de la depuración de la Policía” y agregó que “esta es una frustración que compartimos, y como resultado, hemos suspendido la ayuda de Estados Unidos a la DIECP”.

En asociación con Colombia, Estados Unidos era el país que llevaba el liderazgo en la aplicación de las pruebas de confianza que la DIECP está aplicando a los miembros de la institución policial, salpicada desde 2011 por altos niveles de corrupción de sus miembros, en todas las escalas.

Informes oficiales indican que Estados Unidos apoyaba el proceso de profilaxis policial destinando fondos de la  Iniciativa Regional de Seguridad para América Central (CARSI), a través de la cual proporciona asistencia para ayudar al gobierno de Honduras a mejorar la capacidad auto sostenible para luchar contra la impunidad criminal.

A través de la DIECP, la aspiración de los   norteamericanos era ayudar a separar a los elementos criminales de la Policía Nacional, para lo cual hizo desplazarse a Honduras a un equipo de poligrafistas certificados colombianos que durante meses se encargaron de evaluar a los policías que identificó la Secretaría de Seguridad.

UN PROCESO QUE VA LENTO
La DIECP está a cargo de Eduardo Villanueva, quien compareció en abril al Congreso Nacional para exponer los logros que ha obtenido desde 2011, cuando fue creada la institución.

Para entonces, la DIECP reportaba haber sometido a pruebas de confianza a unos 1400 miembros de la Policía Nacional y decía haber separado a unos 200 uniformados que reprobaron las pruebas de confianza, números que varios diputados del Congreso Nacional consideraron bajo.

En esas comparecencias, los legisladores reclamaron que la aplicación del polígrafo y de las otras pruebas sicológicas y toxicológicas no se habían aplicado de forma vertical, puesto que no se incluyó en los listados a la cúpula policial, sino que se estaban sometiendo miembros de las escalas básica e intermedia.

A esto se sumó el hecho que inclusive, muchos policías que fueron aplazados en las pruebas de confianza, recibieron ascensos cuando el titular de Seguridad era Pompeyo Bonilla, quien habría procedido por recomendación del director de la Policía Nacional, Juan Carlos “El Tigre” Bonilla.

A raíz de esta interpelación, el presidente Porfirio Lobo Sosa decidió aceptar la renuncia a Villanueva y al subdirector de la DIECP, Mario Chinchilla, quienes hasta la fecha se mantienen en sus cargos en virtud que el gobierno no ha escogido a sus sucesores.

SEÑALES POSITIVAS
La funcionaria que comentó a TIEMPO la suspensión de la asistencia de Estados Unidos a la depuración dijo, sin embargo, que “estamos viendo señales positivas de un esfuerzo renovado por la administración del Presidente Lobo para abordar los retos de seguridad ciudadana de Honduras, y tenemos la esperanza de que resultados concretos lo seguirán".

Lo que Estados Unidos ha dejado claro es que no apoya programas que no dan resultados. El gobierno estadounidense señala que para que su respaldo a los proyectos nacionales se mantenga, debe haber un interés hondureño manifiesto.

 “Estamos viendo señales positivas de un esfuerzo renovado por la administración del Presidente Lobo para abordar los retos de seguridad ciudadana de Honduras, y tenemos la esperanza de que resultados concretos lo seguirán": alta funcionaria de EEUU.