ESTADOS UNIDOS. La Corte del Distrito Sur de Nueva York suspendió la audiencia para sentenciar a los seis policías hondureños acusados de conspirar para traficar drogas desde Honduras a ese país y que estaba prevista para hoy, confirmó este miércoles la corresponsal de Diario TIEMPO Digital, Jessica Carrillo.

Los imputados son: Ludwin Criss Zelaya Romero, Mario Guillermo Mejía Vargas, Juan Manuel Avila Meza. Asimismo, Carlos José Zavala Velásquez, Víctor Oswaldo López Flores y Jorge Alfredo Cruz Chávez.

Los seis oficiales de la Policía Nacional de Honduras habían admitido su responsabilidad en los cargos imputados, tras su entrega a la justicia norteamericana.

De acuerdo a las investigaciones, ellos ayudaron al hijo del ex presidente Porfirio Lobo, Fabio Lobo, a proteger cargamentos de droga en Honduras. Los informes señalan que los policías participaron en una reunión en julio de 2014.

Se supo que dicha reunión fue filmada por agentes encubiertos para coordinar la seguridad del trasiego de drogas. Tras la admisión de responsabilidad, la Corte había fijado para hoy la fecha para la sentencia. Pero los registros públicos señalan que fue aplazada y aún no hay fecha establecida para que se lleve a cabo.

Tampoco hay señales de que la audiencia esté suspendida porque algunos de los ex policías estén colaborando con la Fiscalía para reducir las penas, como suele ocurrir en algunos casos.

ALGUNAS JUSTIFICACIONES PARA SUSPENDER AUDIENCIA

En la información pública de la Corte aparecen al menos dos escritos presentados por igual número de abogados pidiendo el aplazamiento de la audiencia.

Una de estos escritos es del abogado de Zelaya Romero, quien dice que pide prórroga con el consentimiento de la Fiscalía. Además, indica que recién recibió el poder para representarlo. Así también, se conoció que no ha podido hablar con el abogado anterior y tampoco con su cliente para discutir el caso con él.

El otro escrito pidiendo el aplazamiento de la audiencia de sentencia es del abogado de Carlos Zavala Velásquez. Él señala que es también la Fiscalía acepta que recurra al tribunal a pedir la suspensión.

“El aplazamiento ayudará a facilitar mis conversaciones con la Fiscalía, en un esfuerzo por reducir los problemas en la sentencia”, escribe.

Luego que las autoridades de Estados Unidos dieran a conocer los señalamientos en contra de seis policías hondureños, se reveló cómo operaban los uniformados para traficar drogas. Según el informe, los agentes traficaron toneladas de cocaína hacia el país norteamericano por medio de sobornos a funcionarios.