TEGUCIGALPA. La cobertura de las protestas del Movimiento Estudiantil Universitario (MEU), se han vuelto un riesgo para los periodistas, ayer en la última manifestación las agresiones no solo fueron verbales, sino físicas.

La periodista Dariela Flores, de un canal de televisión local, estaba cubriendo la noticia.

Pero los protestantes comenzaron a discutir con los comunicadores. En medio de la discusión uno de los encapuchados protestantes, sin previo aviso, dio un golpe en la cara a la comunicadora.

La periodista respondió con una advertencia al joven, quien después del acto huyó. El acto en contra de la comunicadora ha sido condenado por todo el gremio periodístico del país.

Por su lado, el presidente del colegio de periodista, Dagoberto Rodríguez, publicó en su cuenta de Twitter, su indignación ante el hecho.

Dariela Flores, periodista golpeada en protesta
Dariela Flores, periodista golpeada en protesta

Agresiones del MEU a los medios

Las agresiones a los periodistas en la cobertura de las protestas del MEU están tornándose cada vez más violentas. En su momento, las agresiones comenzaron con querer quitar las cámaras a los camarógrafos y fotógrafos de los medios.

Luego, dañaron las unidades de transporte de los medios de comunicación. Esa vez, una periodista tuvo un conflicto fuerte con un encapuchado. En este caso, el protestante amenazó de muerte a la comunicadora. En otra protesta un camarógrafo de un diario escrito, también resultó herido en el intercambio de piedras y gas lacrimógeno. Lo anterior, entre miembros del MEU y policías que intentan desalojar a los manifestantes.

El periodista gráfico dio a conocer que los miembros del MEU, al verlo herido lo ayudaron.

Los encapuchados se tornan violentos en contra de los medios de comunicación que ellos consideran que no están transmitiendo la noticia como es o en todo caso rechazan a los medios que según ellos están ligados al gobierno.