Perder la barriga sin perder la cabeza: Consejos para conseguir un vientre plano

626

Pues bien, ya te avisamos que, aunque los abdominales ayuden a fortalecer (hablaremos de ellos en el siguiente punto), no es suficiente para conseguir un vientre plano.

Lo primero debe ser cuidar la alimentación y, después, potenciar el ejercicio aeróbico, para culminar trabajando la zona en concreto.

Esto significa que para perder la barriga es más efectivo realizar ejercicio cardiovascular, que nos ayude a perder peso de forma general, combinarlo con ejercicios de fuerza para fortalecer el músculo y después pasar a las abdominales para entrenar esa zona de forma localizada.

Entre el ejercicio aeróbico recomendado, la bicicleta, la natación o el running pueden ser grandes opciones, siendo lo recomendable practicarlo entre tres y cinco veces por semana. ¡Motívate con estos ejercicios y empieza a perder peso!

  1. Una de abdominales, por favor

Aunque hay que realizar otros ejercicios, está claro: los abdominales son una gran manera de tonificar el abdomen.

¿Sabes cómo hacerlos correctamente? Hay muchas formas de entrenar los abdominales.

Puedes probar con la típica elevación del tronco tumbada boca arriba. O bien, apoyada con el trasero y las manos hacia atrás, estirando las piernas.

Estos son los dos ejercicios más típicos y fáciles para personas que no estén acostumbradas a hacer demasiado ejercicio (en serio, es fácil empezar, y más con este descuento en ropa deportiva!)

En cuanto a las repeticiones, debes aumentar de forma progresiva. Empieza con tres series de 15 o 20 y aumenta poco a poco.

Aquí lo importante no es que hagas muchos, sino que los hagas bien. Si quieres ver algunos otros ejercicios específicos para perder tripa y fortalecer el abdomen, prueba con este Tabata, son solo cuatro minutos y, te lo aseguramos, ¡funciona!

  1. Sé constante

Y esta es la clave de todo. En esta época del año siempre nos entran las prisas por lucir tipito en la playa o en la piscina y hacemos alguna que otra locura para perder peso.

Si queremos sentirnos bien con nosotros mismos, lo mejor es cuidarnos de forma continuada todo el año y no el mes antes de nuestras vacaciones.

Es por ello por lo que practicar deporte de forma regular, tomar fruta y verdura todos los días. O beber agua de forma abundante no deben ser hechos aislados en nuestra vida: deben ser hábitos.

Si quieres un vientre plano y un cuerpo con el que te sientas cómoda y te veas bien, sé constante en estas recomendaciones saludables y haz de ellas tus costumbres.

Al principio cuesta, pero no subestimes tu fuerza de voluntad. ¡En unos días serán tus rutinas!

  1. Cuidado con las tapitas

Te lo decimos desde ya: de nada va a servir que te mates con los abdominales, con el ejercicio o masticando la comida si no tienes intención de cuidar tu alimentación.

Para conseguir resultados, hay que cuidar la alimentación. Así que si quieres reducir la barriga, no solo bastará con que comas más frutas y verduras. También debes limitar el consumo de salsas, rebozados, patatas fritas, las tapitas del bar…

Parece complicado porque a veces la gula gana la batalla. Pero es tan fácil como comer únicamente cuando tengas hambre de verdad.

Es decir, escucha a tu estómago, no a tu mente, y cuando sientas realmente hambre, come.

Hazlo en platos pequeños y en pequeñas cantidades: así te saciarás antes. Cuidando un poco tu alimentación conseguirás alcanzar tu peso ideal de forma natural.

Suena bien, ¿verdad? ¡Dile adiós a los complejos de una vez y consigue un vientre plano de forma saludable y paulatina!

Terminamos con unos cuantos alimentos poco calóricos para ayudarte en tu plan… ¡Tú puedes!