REDACCIÓN. – El submarino nuclear estadounidense USS Michigan llegará a finales de esta semana al puerto surcoreano de Busan. Lo hará en medio de la creciente tensión con Corea del Norte, informa el diario ‘Chosun Ilbo‘.

El medio reporta que el envío del sumergible es una señal de advertencia de Washington a Pionyang. Mientras que la próxima semana llegará el grupo del portaviones USS Ronald Reagan a aguas cercanas a la península coreana.

Las embarcaciones militares norteamericanas participarán en unas maniobras conjuntas con buques surcoreanos. Esto, como una medida de precaución en caso de que Corea del Norte realice nuevas pruebas de misiles balísticos.

Submarino fuertemente armado

El USS Michigan está armado con 154 misiles de crucero Tomahawk, capaces de impactar las instalaciones nucleares y misiles norcoreanos; además, puede dañar el palacio presidencial de Kim Jong-un, señala el diario.

El presidente de EEUU, Donald Trump, ha advertido en reiteradas ocasiones que “destruiría totalmente” a Corea del Norte. Lo hará si es necesario, para proteger a su país y a sus aliados de las amenazas nucleares norcoreanas.

La semana pasada, el mandatario volvió a insinuar que emprendería acciones militares contra la nación asiática. Dijo que solamente esto sería efectivo, pues “solo una cosa funcionará” al tratar con ella.

Por su parte, Ri Yong-ho, ministro de Exteriores norcoreano, advirtió en septiembre que Pionyang respondería a la retórica hostil estadounidense. Lo haría detonando una bomba de hidrógeno sobre el océano Pacífico.

Fuente: RT