Comayagüela. El video de la denigrante pelea de dos capitalinas que se “dan en la madre” se ha hecho viral en las redes sociales.

Las dos féminas se van al suelo y se dan patadas como animales. La multitud de espectadores que ya es costumbre en este tipo de “luchas por amor” ensordecen el ambiente con silbidos, alentando a las fieras a seguir agrediéndose.

Al ver a las dos luchadoras en el suelo y que los golpes ha parado se escucha a una espectadora gritar “Pateále la cara”.

Las dos amantes del mismo hombre estuvieron en el suelo pegadas de las “greñas” casi medio minuto. Después de dejar que se quiten el “rigio” las rivales en el amor son apartadas por cuatro hombres.

Mientras la multitud pide que las dejen seguir con la pelea. Una vez separadas, entra en combate la amiga de la chica de camisa negra; quien logra halar de las greñas a la rival de su amiga.

“Yo sí le voy a trampar pi** a esa hija de pu**” dice la amiga de la chica de camisa negra.

Finalmente, la agredida gritó a su némesis “aprende a respetar los hombre casados hija de p***”.

“Peleas por amor” cada vez más comunes

El vídeo de una pelea de dos mujeres por el amor de un hombre en el mercado Zonal Belén; se ha filtrado en las redes sociales haciéndose viral.

En el inicio del vídeo se puede ver a las dos féminas en plena pelea y a otros hombres tratando de detener el “agarre”.

Luego, la joven de camisa amarilla explica la razón que la llevó a realizar el acto violento contra la otra mujer. “Te lo advertí, que no te metieras con mi marido”, expresó la hondureña de camisa amarilla.

Además, la “cuernuda” manifestó “te aguanté un año hija de pu.., y mi marido hasta te traía mi hijo”. Minutos después, parece que todo acabó, sin embargo vuelven a remontar la pelea por amor. Y esta vez después de escuchar lo que tenía que decir su rival en el amor; la otra en un impulso de adrenalina inicia un segundo round.

Esta vez, las chicas terminan una encima de la otra, dándose golpes en la cara. Los espectadores del “bochinche” esta vez no intervienen, más bien las alientan a que continúen.