EL PROGRESO. Habitantes de la Zona Metropolitana del Valle de Sula celebraron el pasado sábado el primer aniversario de no pagar peaje por le uso de la autopista que conecta San Pedro Sula con El Progreso y la zona atlántica de Honduras.

Una considerable cantidad de personas llegó al punto de control construido por la concesionaria colombiana Autopistas del Atlántico a inmediaciones de la comunidad de San Manuel. Lo anterior, para conmemorar la lucha que emprendieron hace un año, a pesar de la represión que padecieron.

En declaraciones a Radio Progreso, organizadora del evento, el dirigente popular Carlos H. Reyes, afirmó que “ese llamado de retomar a las calles es el que debemos seguir para enfrentar la realidad de país que tenemos. Este es un ejemplo de cómo se debe actuar, de qué camino estructurar y articular”.

“El peaje significa privatizar las carreteras, o sea que nos están cobrando  por circular  en nuestras propias calles.

Aquí todo mundo va a ser afectado. Pero las personas que vivimos en El Progreso y que viajamos en vehículo significará sacar más de 48 lempiras diarios. Pero para el resto de la población viene el incremento a los pasajes. Así también, a los productos de la canasta básica familiar. Esto, porque los empresarios no cargarán con el costo de los peajes”, indicó en 2016 el progreseño Roberto Rivera.

NO COBRO DE PEAJE

Las personas que permanecieron el sábado de forma simbólica en el peaje, dijeron que proseguirán en la lucha. Esto, para evitar que el gobierno de Honduras, a través de Coalianza, pretenda reactivar el sistema de cobro. Asimismo, instale fuerzas de seguridad para intimidar a quienes utilizan el corredor.

Cabe recordar que el exsecretario de Obras Públicas, Roberto Ordóñez, se comprometió con los pobladores de la región que no pagarían peaje. Y que los automotores que utilizan el tramo podrán hacerlo las veces que quieran sin ser requeridos.

Muchos de los habitantes se opusieron al exceso en el cobro del peaje, por ello, con mucha alegría gozaron su primer aniversario