¿El Barcelona podría continuar disputando los torneos oficiales si se hace efectiva la independencia de Cataluña? ¿Messi se quedará en el Barcelona si no puede jugar las competencias europeas? Esas son las principales preguntas que se hacen los aficionados del fútbol. La respuesta para cada una es no.

La Ley del deporte española establece que solo los equipos de ese país pueden disputar La Liga. Y el presidente de ese torneo, Javier Tebas, recordó en una conferencia de prensa hace unas semanas: “Yo no entiendo España sin Cataluña y, para mí, Cataluña es España. […] Pero si esto avanza, ni el Barça ni el resto de clubes catalanes podrán jugar en la Liga española”.

Sin embargo, el directivo aclaró que existe la posibilidad de “un acuerdo interestatal” para asegurar la continuidad de esos equipos, y los catalanes respondieron asegurando que “sin el Barça y sin el Espanyol, la liga española quedaría devaluada a nivel deportivo y económico, por todo lo que aportan los clubes catalanes”, recordaron los diarios.

Agregaron que hay otra opción, y es que podrían jugar en cualquier liga europea con un acuerdo entre países. De hecho, este mismo fin de semana, Arsene Wegner, técnico del Arsenal, declaró ante los medios sobre la hipotética llegada del Barcelona a la Liga Premier de Inglaterra y dijo: “Intentaría aprender catalán [Sonrió]. Si el Barcelona quiere sumarse a la Premier League, el título será aún más difícil para todos. Pero no creo que lleguen a ese punto. Pero es interesante, porque es una situación que tiene impacto en la parte deportiva. El Barcelona es un club altamente político y sería interesante ver cómo responden en la competencia”.

Cabe recordar que las votaciones del referendo de independencia se llevaron a cabo en todo el estado de Cataluña que comprende a las localidades de Barcelona, Lérida, Gerona y Tarragona, por lo que no solo el Barcelona sería excluido, sino que el Espanyol, Girona y otros equipos de segunda y tercera división dejarían de participar en La Liga de España y pasarían a conformar La Liga del estado independiente de Cataluña.

Pero los temas por resolver no paran ahí. Cataluña debe regularizar su situación como nuevo país, obtener un registro ante la UEFA para ser avalada como nueva competición, esperar si la aceptan, conformar su propia selección nacional, y a nivel de clubes luchar por cupos a la Liga de Campeones o la Liga de Europa, un proceso que puede tardar varios años.

Es aquí donde entra la incertidumbre para Lionel Messi, y personas cercanas a él han expresado que le preocupa por el “antecedente de Gibraltar, ya que España vetó y alargó durante mucho tiempo su ingreso a las competiciones europeas”.

Y ese escenario puede haber sido un factor clave para no renovar su continuidad con el equipo culé hasta 2022, puesto que Messi, a sus 30 años, ya está en la etapa final de su carrera y sería un gran retroceso para él jugarlos en una liga sin el mismo nivel de competencia, y sin el gran clásico con el Real Madrid, por ejemplo. “En junio del año que viene podría ser jugador libre, pero incluso desde enero estaría habilitado para acordar contrato con cualquier otro club (y jugar los últimos seis meses con la camiseta blaugrana) porque así lo permite el reglamento de la FIFA”, explica el portal Toda Pasión.

“Al Barça, sin embargo, parece importarle poco la opinión de su estrella para ir de la mano con el proceso impulsado por Carles Puigdemont, [impulsor del referendo]. El jugador ya le ha dicho al club que está jugando con fuego y dependerá, y mucho de cómo se muevan los abogados y directivos del club entre bambalinas para determinar qué ocurrirá con su futuro”, informaron.