Detienen pareja por delito de violación especial en Santa Bárbara

El hombre abusaba sexualmente de la menor con autorización de la madre.

136
violación especial
La pareja detenida en Santa Bárbara.

SANTA BÁRBARA. Una pareja fue detenida en la Aldea El Desvío del municipio de Trinidad por el delito de violación especial.

Alexander Anael Cardona Sorto de 33 años de edad e Ismenia Yolibeth Paz Sabillón de la misma edad; según informaron los entes policiales, ellos vivían junto a la hija de la mujer mencionada.

Sin embargo, varios vecinos los habían denunciado en reiteradas ocasiones y ya estaban siendo observados; asimismo, ambos estaban siendo investigados.

Se descubrió que Alexander Cardona abusaba sexualmente de la menor de edad con la autorización de su madre; quien es su pareja.

Finalmente, miembros de la Policía Nacional los capturaron en el Barrio Gálvez y ambos serán remitidos a la Fiscalía. Además, la detención fue gracias a la Dirección Policial de Investigaciones (DPI).

OTROS CASOS DE VIOLACIÓN ESPECIAL

Justo Aguilar Osorto, de 41 años de edad, duerme ya en la cárcel. En la últimas semanas acaparó la atención de los medios. Justo fue acusado por el delito de violación en perjuicio de quienes fingió proteger.

Justo desde hace aproximadamente 10 años se dedicó a llenar de amor y conocimientos a más de 30 menores de un Hogar de Niños en San Pedro Sula.

Pasó muchos años de su vida fingiendo ayudar a otros, cuando en secreto se aprovechaba de sus carencias y debilidades.

Lea la nota completa: Caso de Justo Aguilar: ¿Cómo un supuesto violador convivió con más 30 niños?

¿De dónde salió este hombre? Muy pocos lo saben. ¿Qué pasó en su niñez? Se desconoce. ¿Qué lo llevó a cometer un delito así? No declaró nada al respecto. ¿Cómo las autoridades permitieron que este hombre con sus posibles inclinaciones estuviera en un hogar de niños?

Historia de Justo Aguilar

La historia de Justo Aguilar comienza cuando era maestro de asignaturas generales en un Hogar de Niños de la zona norte.

Desde el año 2008 hasta el 2011 laboró para el hogar de niños, siendo este un centro de la Iglesia Católica de Honduras. A finales de 2011 decide retirarse y regresa meses después en 2012.

Sin embargo, Justo, que decía ser un fiel creyente y un siervo de Dios, se aprovechó de varios niños que estaban bajo su cuidado.