Opioides
Opioides.

ESTADOS UNIDOS. – Según reportes recientes, los casos de muertes por consumo de drogas en los Estados Unidos se ha disparado en los últimos años, y más con los opioides, siendo el Estado de Virginia el que más consumo reporta en la actualidad.

Según el Informe Mundial de Drogas de Naciones Unidas, con cifras de 2015, el consumo de “opioides” crece a una velocidad escalofriante y es la principal causa de muertes por sobredosis.

Alrededor de 250 millones de personas consumieron por lo menos en una ocasión drogas. Es decir, 5% de los adultos en el mundo, según el documento.

Por su parte, en los Estados Unidos suman 65 mil las personas que murieron por sobredosis de droga, en su mayoría opioides.

Estos, son más que los que mueren por VIH, accidentes viales o armas de fuego.

En el mundo, 190 mil hombres y mujeres —en su mayoría jóvenes— fallecen por sobredosis. Y los opioides y sus derivados son los principales responsables.

Lea también: Alertan sobre droga que con sólo tocarla puede matar

De acuerdo con el informe de la ONU, en Estados Unidos se disparan las muertes por sobredosis de drogas. Esto agudiza las tensiones sociales.

El crecimiento exponencial del consumo de drogas requiere de atención médica urgente que sobrepasa escasos presupuestos de salud frente a las urgencias, la atención permanente y la rehabilitación.

Aumento de sobredosis

Aunque no hay datos oficiales, se prevé que el número de muertes por sobredosis en 2016 se ubique entre 59 mil y 65 mil. Esto según cálculos preliminares de The New York Times. Basándose en registros de los departamentos de salud de varios estados y condados del país.

En conjunto se recogieron datos de Estados y condados donde ocurrieron 76% de las muertes por sobredosis en 2015. Según lo estima el New York Times en el reportaje las muertes por droga en Estados Unidos aumentan más rápido que nunca.

Los Centros para Enfermedades, Control y Prevención tendrán los números finales en diciembre de 2017.

Primer lugar en sobredosis

West Virginia es el Estado que ocupa el primer lugar en muertes por sobredosis. Y donde sus habitantes luchan por salvar a sus vecinos y sus ciudades.

West Virginia tiene la tasa más elevada de muertes por sobredosis. Y el mayor presunto responsable es fentanyl y sus potentes derivados.

El informe de la ONU considera que 60% de esas muertes es imputable a medicamentos antidolor. Porcentaje que se duplicó desde 1999, cuando representaba 30%.

Un número cada vez mayor de adictos se iniciaron con píldoras para aliviar el dolor, de manera destacada con fentanyl, las utilizaron después en estas o para satisfacción personal, como algo que hacía olvidar los problemas y angustias, eran más baratas que la heroína, luego no pudieron vivir sin ella.

El mayor aumento de muertes por sobredosis se produce en estados a lo largo de la costa este. Particularmente en Maryland, Florida, Pennsylvania y Maine, de acuerdo con datos preliminares.

El número de muertos por sobredosis crece aceleradamente acompañado por innumerables tragedias personales, familiares, comunitarias, humanas.

Se calcula que hubo más muertos por sobredosis de drogas que el total de muertos estadounidenses en las guerras de Vietnam, Irak y Afganistán juntas.

Año con año las cifras crecen dramáticamente. Los opioides sintéticos, la heroína y sus derivados están diezmando la población.

Los más afectados

En su mayor parte afecta a estadounidenses blancos entre los 20 y 50 años de edad, de ingresos medianos y bajos, desempleados o subempleados que se endeudan, venden sus pertenencias, pierden el control de su vida.