Omar Rivera: “Partidos políticos deben depurar sus planillas”

112
Omar Rivera
Rivera recomienda depurara las planillas políticas

TEGUCIGALPA. Depuración política así como la depuración de la Policía Nacional, recomendó hoy el miembro de la Comisión Especial para la Transformación de la Policía Nacional, Omar Rivera.

“Este escándalo que vincula a funcionarios públicos y dirigentes políticos en actividades de narcotráfico debe servir para depurar una parte de las planillas políticas. “Esta es una extraordinaria oportunidad para la clase política se depure”. Expresó Rivera.

“Si las autoridades no excluyen de sus planillas a los candidatos con nexos al crimen organizado. Y las redes de corrupción se corre el peligro de tener un proceso electoral sin legitimidad”. aseguró Rivera. Prosiguió, “le corresponde a las instancias directivas y a los candidatos presidenciales de los partidos evitar que políticos corruptos los representen en las próximas elecciones”.

“Los partidos deben aprovechar este extraordinario chance. Asimismo, satisfacer un anhelo popular” manifestó”. Concluyó Omar Rivera.

Lea también: Porfirio Lobo: “Cachiro está mintiendo y es un delincuente”

Depuración política obedecería a algunas “declaraciones de Los Cachiros”

Ministerio Publico investiga a señalados por Los Cachiros

Las declaraciones obedecen a los recientes señalamientos que se le han hecho a varios personajes políticos. Quienes al parecer están ligados al narcotráfico en Honduras.

Es por eso que la fiscalía de Honduras anunció que investigará de oficio a figuras públicas señaladas ante un tribunal de Nueva York por un cabecilla del cártel de Los Cachiros.

Devis Leonel Rivera Maradiaga, contra quien pesaba una solicitud de extradición de las autoridades estadounidenses, se entregó en diciembre de 2015 a su agencia antidrogas DEA.

También testificó sobre la presunta participación de Fabio Lobo, hijo del expresidente Porfirio Lobo (2010-2014), en una conspiración para enviar cocaína a Estados Unidos.

El narcotraficante admitió además en su declaración haber participado en el asesinato de 78 personas. El capo señaló al expresidente Lobo, a su hijo. Además, a su jefe de inteligencia y actual ministro de Seguridad, Julián Pacheco. Entre otros militares, policías y diputados.

Estos, señalados de recibir sobornos del cártel para facilitar el transporte de cocaína de Colombia y Venezuela hacia Estados Unidos.