COLÓN. La Policía Nacional capturó ayer domingo por la noche a Selvin Reniery Hernández, supuesto asesino del niño Erwin Gutiérrez, de 7 años de edad, hecho en Tocoa, zona norte de Honduras.

La aprehensión se dio luego de intensos operativos, en donde se dijo que Hernández habría matado al niño. Esto, porque la madre de este no aceptó sus pretensiones amorosas. Además, según parientes del menor, Selvin Reynieri Hernández llegó a la casa de la mujer para enamorarla, pero ella se negó.

El enamorado hombre, al sentirse rechazado, salió muy molesto a buscar su arma y cuando regresaba se encontró al pequeño Erwin. Quien en ese momento se dirigía a la iglesia, disparándole dos balazos, los cuales le ocasionaron la muerte inmediata.

Luego del fugaz ataque, el cuerpo del pequeño quedó tirado en la calle. Mientras que el asesino huía en veloz carrera a la ciudad industrial. Pero el agresor fue observado por algunas personas que ahora sirven como testigos protegidos.

Conmoción en Tocoa

Por su parte familiares y la madre del infante llegaron a la escena del crimen y al ver tirado el pequeño cuerpo, se tiró sobre el mismo, exigiendo justicia en contra del asesino de su hijo.

Al unísono y con impotencia, demás familiares afirmaron que el asesino pretendía a la mamá del niño. Pero la mujer lo rechazó desde un principio las obscenas pretensiones del homicida.

De momento, Hernández se encuentra hospitalizado en el Mario Catarino Rivas de San Pedro Sula. Esto, debido a una herida en su mano, luego será llevado a prisión para su respectivo proceso judicial.

Momento en que era ingreso al Hospital Mario Catarino Rivas de San Pedro Sula
Momento en que era ingreso al Hospital Mario Catarino Rivas de San Pedro Sula
Tras dispararle a niño, se dio a la fuga
Tras dispararle a niño, se dio a la fuga, pero ya fue capturado