TEGUCIGALPA, Honduras. – El candidato presidencial de la Alianza de Oposición Contra la Dictadura, Salvador Nasralla, aseguró que cuando sea presidente los magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE), pagarán de su bolsillo o con cárcel los delitos electorales.

En ese sentido, el presidenciable de la Alianza de Oposición, justificó que esta medida la tomaría porque “ese Tribunal Electoral fue electo sin haber Congreso, ese Poder del Estado había cerrado el 19 y no es legal. Eso está por encima de cualquier medida que hayan tomados los magistrados”.

Nasralla, agregó que las máximas autoridades del TSE serán imputados “por todos los dineros que han repartido”. Además, advirtió Salvador que “esos dinero que han repartido David Matamoros Batson, Erick Rodríguez, Saúl Escobar y Marco Ramiro Lobo, tendrán que pagarlos de su bolsillo si la Alianza llega al poder”.

Al tiempo que puntualizó que “mucho cuidado porque los delitos electorales, Nasralla se los va a cobrar con cárcel o con billetes”.

Lea también: Salvador Nasralla recuerda su época como catedrático en la UNAH-VS

Riflazo al magistrado Erick Rodríguez

Salvador Nasralla, presidenciable de la Alianza de Oposición.

El líder de la coalición opositora en su visita al departamento de Valle, Sur de Honduras, le mandó un “misil” al magistrado liberal del TSE, Erick Rodríguez.

“Al magistrado Rodríguez le puede más su origen graciano por haber sido compañero de kinder con el mandatario Juan Hernández. Más que su militancia de 16 años en el Partido Liberal”, fustigó Nasralla.

Denunció que Rodríguez, es uno de los autores del robo del Partido Anticorrupción (PAC). Por lo cual, dijo que “la historia lo va a juzgar”.

Finalmente, invitó a los simpatizantes de la Alianza de Oposición en Valle a que salgan a votar masivamente. “Tenemos que salir a votar en masas el 26 de noviembre para derrotar el fraude electoral”, manifestó Nasralla.

“Juan Hernández no tiene como ganar, porque al presidente no lo quiere nadie. La única forma que gane es mediante un fraude. Solo tiene un 20 por ciento contra el 56 de la Alianza”, concluyó.