Mujer que fue violada de niña por su hermano cuenta su dolor y trauma

434
víctima de violación
Antonia nos contó su historia

DISTRITO CENTRAL. Estatura alta, de tez color canela, y ahora una mujer con un cuerpo esbelto y hermosa, así es “Antonia” una de la miles de víctimas de violación sexual que existen en Honduras.

Hoy Tiempo Digital te cuenta la trágica historia de esta dama a quien por razones de seguridad cambiamos su verdadero nombre.

“Antonia” permitió al equipo reporteril de este medio de comunicación entrar en sus más íntimos pensamientos y sacó lo que catalogó como “lo peor que le pudo pasar”.

Con ropa cómoda, sentada en un pequeño mueble de la sala de su hogar, se veía calmada, pero muy pensativa y la mirada fijada en el suelo comenzó a relatar su historia:

“Ya han pasado muchos años, ya es tiempo de sacar todo ese dolor de mi vida”, dijo con rotunda seguridad.

Un incómodo momento se respiró en aquella casa, algo oscura ya que no había más luz que la se colaba por la puerta entre abierta.

Acto seguido Antonia rompió el silencio con un sollozo y con lágrimas en los ojos balbuceó algo que no logramos entender.

Era apenas una niña indefensa por su corta edad, tenía unos cuatro años, según recuerda. Su agresor era una persona mayor y muy cercana a ella, su propio hermano.

Antonia ahora es una mujer de más de 30 años de edad.

En un momento interrumpimos sus recuerdos, le preguntamos como le afectó esa violación en su niñez a lo que respondió:

“En toda mi vida ha repercutido, me ha causado mucha depresión y baja autoestima, en varias ocasiones intenté quitarme la vida”, indicó.

Decidimos no interrumpirla, ya que en un arranque comenzó a hablar y se veía muy inspirada.

Siguió: “me llené de ira y de rabia contra todos, los de mi casa y los de afuera y más contra mi hermano que me hizo esto. Y en mi juventud me afectó porque no quería salir con nadie por el mismo odio”.

La fémina señaló que habló con sus padres del tema, pero no hicieron nada, seguramente por temor. “No, no lo denuncié, ni tampoco mis padres al darse cuenta”.

Además, nos contó que tiene más de 30 años de edad y es madre de dos pequeños niños a quienes ama y cuida con su vida.

“No he salido del trauma”

¿Cómo logró superar ese trago amargo en su vida?

Hasta el momento no he salido del trauma, es una situación demasiado difícil. Pero ya estoy recibiendo el tratamiento con la psicóloga.

¿Cuánto tiempo lleva en el tratamiento psicológico?

Apenas hace una semana empecé, espero salir de esto y no recordarlo con este dolor y odio que siento al hablar.

¿Ha sentido mejoría con la ayuda psicológica?

En las terapias me he sentido bien, me han ayudado y sé que Dios me ha sanado. La psicóloga me puso a escribirle una carta a mi hermano. Luego que la escribí me puso a quemarla para mostrar que eso debía dejarlo ir.

¿Qué le pide al gobierno y los padres de familia?

Que haya más información y que nuestros padres sepan ver que algo nos está pasando. Que hay una educación sobre el tema.

Antonia fue violada desde que tenía cuatro años hasta sus siete años de edad.

Cifras de agresión sexual en Honduras

Según datos de feministas se registran más de 19 mil casos de violencia sexual de 2005 a 2014.

Al año se registran unas 2,500 por violencia sexual, según datos del Ministerio Público.