Misterio en la supuesta renuncia del director de la OABI

197
Misterio en renuncia del director de OABI
Francisco Zavala

TEGUCIGALPA, HONDURAS.-Misterio en renuncia del director de OABI Francisco Zavala, luego de que se anunciara su supuesta dimisión.

Tiempo Digital trató de confirmar las causas de la salida con las autoridades y personas relacionadas a la OABI. Pero todo fue en vano.

Primero se llamó a la Oficina Administradora de Bienes Incautados (OABI), donde la respuesta fue que estaban en una reunión.

Seguidamente, se intentó localizar al aún director de la Oficina Administradora Francisco Zavala; al principio, no atendió pero algunas horas después regresó la llamada y confirmó que abandonaba el cargo.

Puesto que al principio no contestó, los intentos por conocer una respuesta exacta siguieron, hasta el punto de tratar de comunicarnos con la encargada de relaciones públicas sin tener éxito.

Asimismo, se realizó una llamada telefónica con la oficina de comunicaciones de la embajada de Estados Unidos. Igual, no hubo una respuesta certera acerca del nuevo nombramiento. Solamente una confirmación de que la noticia fue escuchada.

La llamada a la embajada de Estados Unidos se debió  a que se mencionó que Francisco Zavala ocuparía un cargo dentro de la misma.

Por último, tratamos de obtener la versión de abogados que laboran en la Oficina Administradora de Bienes Incautados, pero nadie quiso referirse al tema.

Únicamente tienen la información que se manejó por un medio de comunicación a horas tempranas de hoy.

Más temprano: La noticia del nuevo director:

Eran alrededor de las 10 de la mañana, cuando se dio la noticia que José Luis Andino pasaría a ser el nuevo director de la OABI. Asimismo, que Francisco Zavala estaría fuera del cargo.

La aseveración fue tal que se mencionó que Francisco Zavala ocuparía un cargo dentro de la embajada de los Estados Unidos de América.

Las dudas aún se mantienen pues nadie quiere confirmar por qué  renunció el abogado Zavala. Esto considerando que la OABI era considerada una oficina modelo, pese a cometer muchos planchones legales.