“Mami, algún día te voy a ver”; menor hondureño asesinado a golpes en EEUU

A su madre le dijeron que el menor se había caído del camarote y se golpeó la cabeza.

1004
menor hondureño asesinado a golpes
El menor asesinado en Estados Unidos junto a su madre, en la imagen inferior.

Entre lágrimas, Katerine Lizeth Rivas, madre del menor hondureño asesinado a golpes en Estados Unidos, contó que en las últimas ocasiones que habló con su hijo, él le dijo que algún día la vería de nuevo.

El crimen fatal que le arrebató la vida a Ihian Antonio Villatoro Rivas de tres años de edad, ha conmocionado a cientos de hondureños. Lo que empezó como la búsqueda de mejores oportunidades de vida terminó en una tragedia.

Katerine Rivas, en su dolor de madre, todavía no puede creer que su pequeño haya fallecido. Según ella, la única razón por la que aceptó que su tío Víctor Cubas y su pareja, Dilcia Chávez Claros, es por la situación grave de pobreza que vive.

La mujer residente en la aldea Zamora de Tocoa, Colón, se gana la vida vendiendo tortillas diariamente. El padre del menor de tres años fue asesinado cuando era apenas un bebé y él nació con problemas cardíacos.

Su madre vio la oportunidad de que recibiera atención médica de calidad y mejores condiciones de vida. Por esa razón lo dejó partir. Además, se tenía planeado que después ella con su otra hija partieran hacia Estados Unidos.

“Si yo me lo hubiera imaginado que él iba a sufrir jamás lo hubiera dejado ir. Quisiera retroceder el tiempo, pero es algo imposible”, dijo Katerine Rivas.

Con tres años de edad, le decía a su madre que ya estaba grande y que no estuviera triste, que en algún momento se verían de nuevo.
Con tres años de edad, le decía a su madre que ya estaba grande y que no estuviera triste, que en algún momento se verían de nuevo.

Menor hondureño asesinado a golpes

La madre de Ihian manifestó que no sabe por qué Dilcia Chávez le tomó odio al menor. “Él era un niño tranquilo, juguetón”, comentó. Asimismo entre lágrimas recordó cuando su hijo partió el 3 de enero de este año.

Ella asegura que en los últimos días se negaban a permitirle hablar con su hijo. Hace poco fue que le dijeron que él se había caído del camarote y había sufrido golpes graves y estaba en tratamiento.

Luego, fue su tío el encargado de llamarle y decirle que el menor había sido operado. Tras despertar su cuerpecito no soportó y falleció. Este hecho fue desmentido por autoridades estadounidenses.

Al momento de revisar al menor se descubrió que los golpes no coincidían con la caída. Estos habrían sido inferidos con mucha más fuerza y en reiteradas ocasiones.

El menor siempre pedía hablar con su madre y le decía que no se sintiera triste, que el ya estaba grande. “No había motivos para que le hicieran eso. No tenía el derecho ella de quitarle la vida; él solo tenía tres añitos”, concluyó entre lágrimas.

Dilcia Chávez, pareja del tío de la madre de la víctima. La presunta asesina del menor de tres años.
Dilcia Chávez, pareja del tío de la madre de la víctima. La presunta asesina del menor de tres años.