Más de 800 mil tarjetas de crédito circulan en Honduras

44

TEGUCIGALPA, HONDURAS.-Alrededor de 823 mil tarjetas de crédito circulan actualmente en Honduras, informó el economista Claudio Salgado.

De esa cantidad de tarjetas, unos 300 mil usuarios tendrían habilitadas más de una tarjeta de crédito.

Una de las sanciones o problemas en los que el usuario se mete es caer en mora acumulativa, al solo pagar el mínimo.

En el caso es la tasa de interés, y depende de cada compañía emisora la cantidad a cobrar, peor la cual anda alrededor del 65% como penalización.

“Eso  se vuelve un préstamo al 65%, lastimosamente. El problema es que el usuario solo paga el mínimo, y se lo abonan a intereses y nada a capital. En el siguiente mes le incluyen el saldo con los intereses ya incluidos o sea son interés sobre intereses”, explicó Claudio Salgado.

El economista prosiguió y dijo que al final, esto se convierte en una bola de nieve, y para una persona que gana el salario mínimo se vuelve impagable.

En consecuencia, “El banco procede a hostigarlo para que le haga frente a la deuda. Los abogados lo van a  buscar a su casa, donde trabaja, y ver si se le puede deducir ahí. En ese momento comienza el hostigamiento por parte de la compañía”, expresó el economista.

Para Claudio Salgado, el error más común de las personas es creer que el dinero de una tarjeta de crédito es dinero gratis, que se lo están regalando y solo es un crédito.

Recomendaciones:

El economista Claudio Salgado, recomendó a todos los usuarios de tarjetas que debe hacer un presupuesto entre su salario y su gasto.

“Solo gaste lo que le sobre de su dinero. La tarjeta de crédito es solo una manera de pago, donde recibe de manera anticipada su salario. El monto autorizado no debe pasar más allá de su salario”, dijo Salgado.

“Es muy tentador que alguien  que gane cierta cantidad de dinero le autoricen más. Hasta se confía que podrá pagarlo”, prosiguió.

El usuario debe apegarse no solamente al salario, si no al excedente que le queda. O sea incluyendo las deducciones sobre su salario, como el del Seguro Social, entre otros.

Entonces el usuario se debe apegar al salario, y más que todo al excedente después sus deducciones (IHSS, ISR, préstamos).