TEGUCIGALPA. La actual diputada del Partido Anticorrupción (PAC), Marlene Alvarenga, denunció en su cuenta de Facebook un “Plan B” en contra de su persona.

El mensaje que Alvarenga posteó en sus redes sociales, dice lo siguiente:

“Sé que tienen un “plan B” en contra de mi persona, ese “plan B”, no les funcionará. Aunque contraten el mejor “SICARIO PARA QUE ME MATE”, no podrán contra Él que me ENVIÓ. Gracias Dios por darnos la información”.

En ese sentido, el equipo de redacción de Diario Tiempo Digital, se puso en comunicación con la parlamentaria; con el objetivo de confirmar dicha denuncia. Alvarenga, manifestó que “yo no tengo enemigos más que la apología del odio que ha metido autoridades PAC”.

Lea También: 48 horas tiene el PAC para remitir expedientes de movimientos que no participaron en internas

¿Mensaje divino?

En su cuenta de Facebook la congresista denunció el “Plan B” en su contra.

Ante la pregunta de que si esta información  se la había proporcionado Dios en alguna intervención o mensaje divino; la congresista dijo que  no, pero que su confianza esta puesta en Él.

“Sé que Dios no me dejará  fracasar; solo Él pudo hacer que me dieran esa información de estos planes de esta gente”,  expresó. Seguidamente, explicó que la información de las supuestas amenazas las recibió esta madrugada  a eso de las cuatro de la mañana.

“A las cuatro de la mañana recibí la llamada, donde me informaban de los planes que hay en contra de mi persona”, declaró Alvarenga.

Por su parte, el líder del PAC Salvador Nasralla, en una intervención que tuvo esta mañana en el foro televisivo; Frente a Frente, dijo que él no tenía nada que ver con esas amenazas presentadas por la parlamentaria.

“Desconozco de dónde sacó esa información la señora Marlene, yo no he contratado ningún sicario”, dijo el presidente del PAC. Por su parte, Alvarenga, reveló a DIARIO TIEMPO que está haciendo lo que a ley corresponde; “vamos a tomar nuestras precauciones, y procederemos conforme a ley”.

Marlene Alvarenga denuncia planes de asesinato
Siguen los dimes y diretetes entre Marlene Alvarenga y Salvador Nasralla