El Liverpool remontó ante el Burnley (2-1), en el único partido del día en la 28ª jornada de la Premier League. Donde cinco de los encuentros no se jugaron este fin de semana debido a los compromisos de la Copa de Inglaterra.

Entre los equipos que pelean por los puestos de Liga de Campeones solo jugó en liga el Liverpool.

LEA TAMBIÉN: Real Madrid aprovecha la caída culé y recupera el liderato en España

Que con sus tres puntos se afianzó como cuarto clasificado, destacándose con 5 puntos más que el Arsenal.

En Inglaterra, los cuatro primeros logran su billete para la próxima Liga de Campeones.

Los Reds se acercaron además a un punto de Tottenham y Mánchester City, que tienen un partido disputado menos.

Ashley Barnes había adelantado al Burnley en el minuto 7. En un rápido contragolpe en el que metió la pierna en el segundo palo tras un paso raso en largo de Lowton.

El empate de los locales en Anfield había llegado gracias al holandés Georginio Wijnaldum (45+1). Que recibió en el centro del área, cerca del punto de penal, controló, se dio la vuelta y firmó el 1-1 provisional.

El tanto del triunfo del Liverpool llegó por medio del alemán Emre Can en el minuto 61. Con un disparo desde la frontal del área ajustado al palo, tras recibir del belga Divock Origi.

Liverpool superando la crisis

Pese a la victoria, los reds tuvieron problemas para hacer su fútbol en varias fases del partido.

El Liverpool tuvo un pésimo balance de resultados en los dos primeros meses de año, pero en los dos de marzo ha podido conseguir victorias. Ya que la pasada semana se impuso 3-1 al Arsenal, uno de sus rivales directos.

Burnley (12º) queda en la zona tranquila, en una zona de nadie en la que parece que terminará la temporada. Sin la amenaza del descenso pero retrasado respecto a los puestos europeos.

El sábado se habían jugado tres partidos de la 28ª jornada de la liga inglesa.

Destacó la victoria 3-0 del Everton sobre el West Bromwich, con el que abrió una brecha de 7 puntos.

Bournemouth y Hull se impusieron por su parte a West Ham por 3-2 y Swansea por 2-1, respectivamente.

El primer partido de la 28ª jornada se había jugado el miércoles, con el Mánchester City empatando 0-0 con el Stoke.