El periodista Nahúm Elí Palacios Arteaga, murió el 14 de marzo del 2010, cerca de su casa de habitación en la colonia Los Pinos de Tocoa, Colón, quien perdió la vida después de recibir varios impactos de bala con armas AK-47 provocando su muerte de forma instantánea. El comunicador social era el director de noticias de la Televisora del Aguán canal 5, al momento de ser atacado se conducía en un vehículo Toyota propiedad de la empresa.

Tras recibir amenazas, la víctima pidió protección al Estado y dos días después fue acribillado.

Juan Osorto, Héctor A. Portillo, Juan Zorro, el “Gato Negro”

Juan Zorro “Gato Negro” fue una leyenda en el mundo del hampa, hasta su muerte.

Siendo casi una temible leyenda, Juan Osorto o Héctor Portillo, alias Juan Zorro o “El Gato Negro” fue ultimado, en la madrugada del domingo 18 de abril del 2010, después de haber salido ileso de varios atentados perpetrados antes, en el que murieron seis de sus guardaespaldas.

En un confuso operativo policial, Héctor Portillo fue sustraído de su vivienda, en la residencial Las Hadas y posteriormente, amaneció muerto, con señales de haber sido torturado toda la noche.

Su cuerpo fue encontrado en una hondonada, yendo hacia la aldea Los Plátanos, en Danlí. Estaba irreconocible y fue por las huellas dactilares que lo identificaron como Héctor Portillo. En la boca le metieron un pañuelo y tenía múltiples heridas con arma de fuego en la cabeza y una fractura de cráneo. Su cuerpo yacía desnudo, con señales de haber sufrido la tortura.

El ataque se registró en varios atentados, a las 7:30 de la noche cuando sujetos acribillaron a Fredy Alexis en una oscura calle en la colonia las Hadas, ligado supuestamente a “El Gato Negro”.

Los investigados presumen que Fredy y “El Gato Negro” iban juntos cuando los interceptaron al momento del ataque en el lugar se contabilizaron 20 casquillos de pistola 9 milímetros.

También acribillaron a seis de sus guardaespaldas: Marco Antonio Reyes Cruz, Marco Antonio Reyes Solís, Andrés Misael Suazo, Santos Emilio Zúniga, Daniel Alejandro Murillo y Juan Ángel Paz, algunos con antecedentes penales y otros no.

El perfil delictivo de “El Gato Negro”, estaba registrado en la Policía Nacional, donde tenía dos fichas por el delito de narcotráfico. Se presume que era el cabecilla de una red de distribución de drogas y lavado de dinero.

Su muerte, también desencadenó la venganza de la banda compuesta por varios miembros de su familia, algunos ya han perecido en circunstancias violentas y otros siguen operando en la Capital.

El Ministerio Público en una de las operaciones especiales, detuvo recientemente a varios de sus descendientes, conocidas como Las Gatas, por delitos ligados al lavado de dinero y narcomenudeo.

Ramón Antonio Ponce Romero, alias “Moncho Cabezas”

De 28 años, Ramón Antonio Ponce Romero, era un reconocido líder de una banda de robacarros, que operaba en Yoro y en varias ocasiones fue detenido por la Policía, en atención a las órdenes de captura.

Aunque su muerte se produjo entre el 2010 y el 2011, su muerte no tuvo la relevancia que sus capturas anteriores por varios delitos, entre ellos el rapto.

La Policía informó que el sujeto estaba acusado de rapto, en El Progreso, Yoro. Operaba con una banda en el sector entre La Barca y Tela. Fue descrito como militante de la pandilla MS.

Alfredo Landaverde

El exasesor de la Secretaría de Seguridad, Alfredo Landaverde, se conducía en su vehículo cuando fue tiroteado por sicarios en el bulevar Los Próceres, en Tegucigalpa.

El Cachiro, en Nueva York, admitió haber ordenado la muerte de Gustavo Alfredo Landaverde, quien murió el 6 de abril de 2014, al ser atacado por sicarios en el bulevar Los Próceres, en la entrada a la Colonia 21 de Octubre, en el mismo atentado resultó herida su esposa Hilda Caldera.

El exasesor de la secretaría de Seguridad se conducía en su vehículo turismo, procedente de la residencial Santa Lucia, carretera a Valle de Ángeles, junto con su esposa, Hilda Caldera, pero en la intersección a la colonia San Miguel y la 21 de octubre fueron atacados, por varios malhechores que se conducían en una motocicleta.

Los tiradores le dieron por en frente al turismo de Landaverde, hiriéndolo mortalmente en el tórax. Aun con signos vitales, esa mañana, el también exdirector de la Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico, fue trasladado al Hospital Escuela Universitario (HEU), donde falleció.