Kevin Solórzano y sus cambios físicos en prisión

465
Kevin Solórzano
El universitario Kevin Solórzano evidentemente ha aumentado de peso desde el momento de su captura, hasta la fecha de su sentencia.

Tegucigalpa. Mucho de que hablar a dado el caso del universitario Kevin Solórzano, acusado de haber asesinado al ex fiscal Edwin Eguigure y atentar en contra de su esposa María Auxiliadora Sierra en años atrás.

Pero un aspecto que no muchos hondureños logran identificar en Kevin, es su radical cambio físico. Desde su captura en noviembre de 2014 hasta la fecha el joven hondureño ha experimentado un evidente sobre peso.

Además, un rasgo que ha sido particular en Solórzano es su barba. En la actualidad, el muchacho acusado de asesinato siempre camina con sus bellos faciales bien marcados.

Otro de las características que siempre han sido comunes en Kevin, es su moderna forma de vestir. Siempre que iba a audiencias en la Corte Suprema de Justicia, el universitario iba bien vestido.

Sin embargo, lo que más sobresalta de sus cambios físicos ha sido su aumento de peso. A ojo de buen cubero, en 2014 el joven tenía un peso de alrededor de las 150 libras. Hoy en día, Kevin anda pesando más de 180 libras de masa corporal.

Lea también: Fallo de “no culpable” de Kevin Solórzano, un secreto bien guardado

 

 La condena contra Kevin Solórzano

El día que le dictaron sentencia condenatoria al joven universitario.

Kevin fue declarado culpable por el crimen del fiscal Edwin Eguigure, y fue condenado el pasado mes de septiembre a 33 años y cuatro meses de prisión, por los delitos de asesinato y tentativa de asesinato.

La Sala I del Tribunal de Sentencia con jurisdicción nacional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) dio a conocer su veredicto, durante la audiencia de individualización de la pena.

En ese sentido, se aplicaron 13 años y cuatro meses por el delito de asesinato en su grado de ejecución de tentativa en contra de María Auxiliadora Sierra, esposa del fiscal.

Se conoció que la defensa del condenado se presentó para ser notificado de la sentencia y, se espera que solicite el respectivo recurso de casación a la Sala de lo Penal.

Solórzano es acusado de haber ultimado a balazos al fiscal Eguigure en un sector de la aldea El Chimbo. El atentado ocurrió minutos después que el profesional de Derecho salió de su casa junto a su familia.

Según la relación de hechos que se manejó durante el juicio, la pareja junto a sus dos hijos caminaba por una polvorienta calle de El Chimbo, hasta el sector donde tenía su carro estacionado.

En ese momento, Kevin en compañía de otros jóvenes, interceptó a la familia Eguigure-Sierra y la encañonó con una pistola.

Los delincuentes colocaron en el suelo al fiscal y uno de los criminales procedió a apuñalarlo en repetidas ocasiones.

Solórzano le apuntaba a la cabeza a María Auxiliadora Sierra. A ella le disparó varias veces, pero el arma que portaba nunca funcionó.

Luego todos los sospechosos huyeron de la escena del crimen y tras la captura de Solórzano, fue identificado  por la viuda.