TEGUCIGALPA. –  Un nuevo castigo al estadio Olímpico de San Pedro Sula, amenaza con trasladar el juego del repechaje entre Honduras y Australia a la capital.

Los capitalinos, quienes en esta eliminatoria fueron olvidados con partidos de la selección catracha; esperan una oportunidad de ver a su selección en el estadio Nacional.

Y es que el gigante sampedrano, podría ser objeto de un nuevo castigo, puesto que; en el juego ante México, hubo invasión de público.

La FIFA aún no emite un comunicado sobre lo que ocurrió en el último partido eliminatorio entre catrachos y aztecas. No obstante se espera que el castigo sea algo severo.

“Se viene una sanción por la invasión de cancha, evidentemente habrá castigo. Esperemos que sea mínimo y que no nos cierren el estadio Olímpico”. Comentó el comisario hondureño Saúl Bueso Mazariegos.

Para el experimentado encargado en el tema de seguridad, la gravedad del castigo dependerá mucho del reporte. El mismo que hayan emitido las autoridades de Concacaf presentes en el estadio.

En caso de que el fortín sampedrano no esté autorizado para el 6 de noviembre, Tegucigalpa exige llevar el encuentro al Estadio Nacional.

En caso de que el fortín sampedrano no esté autorizado para el 6 de noviembre. Tegucigalpa exige llevar el encuentro al Estadio Nacional.

Veto

En el último veto del Olímpico, la Fenafuth decidió mantener el partido en la capital industrial del país. Llevando el encuentro al Estadio Morazán, donde la bicolor empató uno a uno con el conjunto costarricense.

El Tiburcio Carías Andino no recibe un partido eliminatorio fue un empate a dos goles con Panamá, un lejano 10 de septiembre del 2013. En esa Hexagonal, Honduras culminó su camino llegando directo al mundial de Brasil