GRACIAS, LEMPIRA. Problemas mentales están presentado varias jovencitas residentes de la comunidad de Santa Rosita, en el occidente de Honduras.

Según han informado medios locales, en los últimos días familiares de las jóvenes han observado comportamiento extraño en ellas. Por lo tanto, se ha considerado que están trastornadas y endemoniadas.

Según las jóvenes, oyen que familiares ya fallecidos que le hablan. Al mismo tiempo, les dejan mensajes de advertencia. Escuchan una voz diciéndole,  “que cuide al niño porque se lo va a llevar un primo de ella”.

Las  edades en las que oscilan las jóvenes son de 12 y 18 años. Las manifestaciones físicas que sienten al momento de hablar con sus parientes fallecidos.

Tambien dicen sentir frío en el cuerpo miedo y visiones de personas muertas de sus familiares. Según los vecinos, ellas están siendo poseídas, y ya son varias las jóvenes de la comunidad que están resultando afectadas, o en todo caso, endemoniadas. A este caso, pastores del lugar se han sumado a brindarles ayuda espiritual a las jóvenes.

A la vez se ha orado a Dios por la sanidad de sus almas, hechando fuera de ellas todo aquel espíritu endemoníaco.

Lea también: Tres muertos tras ser arrastrados por una quebrada en Lempira

Pobreza, violencia, desempleo, posibles causa de trastornos

Una investigación realizada por especialistas apunta que los problemas mentales van en aumento en los departamentos de las zonas norte y occidental de Honduras.

Las mismas evaluaciones explican que el impacto más significativo lo ejercen los problemas psicosociales causados por un estado de vulnerabilidad frente a la pobreza. Además de la violencia, el desempleo y otros flagelos.

En consecuencia las mujeres forman el sector poblacional mayormente afectado por los trastornos mentales. Adicionalmente se ha establecido que los pacientes con importantes niveles de desequilibrios o trastornos se encuentran entre 20 y 40 años de edad.