TEGUCIGALPA, HONDURAS.  Es bonita, sociable pero no sabía que era fisicoculturista, hasta que mi compañero Joel Fúnez me la propuso para hacerle un perfil y resultó interesante.

Se trata de Jennifer Funes, estudiante de periodismo, 19 años de edad, estatura media y cuerpo menudo, tonificado. Ya ganó un concurso como novata en fisicoculturismo, deporte en el que se refugió por las burlas en su contra porque de niña era gordita.

Es modelo, presentadora de televisión, no tiene novio, aún no piensa en hijos y es la de en medio de tres hermanas. No oculta que tenía muchos complejos en su infancia y adolescencia, pero ya los ha ido dejando, fue una de las palillonas más bonitas en 2015.

Ahora practica tres horas diarias el fisicoculturismo, pero nunca se ha relacionado con Isabel Zambrano, otra fisicoculturista y presentadora de televisión reconocida.

Por las redes sociales la contacté, acordamos vernos a las 9:00 de la mañana pero me sorprendió porque llegó antes. La cita fue en las oficinas de Diario Tiempo Digital de Tegucigalpa, donde nos contó su infancia, adolescencia, sus aspiraciones y otros detalles que desnudan su personalidad.

A continuación responde sin medias tintas nuestras preguntas:

¿Por qué no modelo y sí fisicoculturista?

Empecé en cosas de modelaje, no lo voy a dejar. Si se me da la oportunidad de seguir saliendo por pasarelas, modelando ropa, por mí no hay ningún problema. Es algo que me gusta y podría decir que es un hobby (pasatiempo).

El fisicoculturismo me llama mucho más la atención, me gusta el ejercicio, es algo que me entretiene. Es algo que me quita el estrés y es algo que requiere más disciplina y más esfuerzo. Realmente sí prefiero ese mundo de gimnasio a todo lo demás.

¿Cómo es Jennifer Funes?

Soy muy social, no me cuesta comunicarme con las personas. Soy amante de la naturaleza, amante de los animales, soy alguien temerosa de Dios. Una persona que quiere salir adelante y tengo mucha visión.

Dato

Jennifer Funes fue la palillona más bonita en el 2015 por el colegio Modelo y fue portada del Diario Tiempo.

¿Qué piensan tus papás de que practiques el fisicoculturismo?

Mis papás me apoyan al cien, mi mamá ha estado ahí, ella vio todo mi proceso. La manera de cómo sufrí en cuento a alimentación. Hubo veces en que quise llorar porque no aguantaba.

La gente critica y realmente no sabe lo difícil que es esto, cuando mi papá vio mi resultado él me molestaba y me decía que me faltaba.

Portada de TIEMPO

¿Cómo llegaste al fisicoculturismo?

Yo siempre fui una persona gordita, chiquita, me molestaban, era la típica chava (muchacha) que nadie le prestaba atención en la escuela, ya en el colegio ya fui cambiando físicamente y de la nada ya empecé a tener amigos.  Lo empecé en el 2015, lo hice sin alguien que me guiara realmente, sólo recibí algunos tips (consejos) e informarme yo sola.

¿A raíz de que te molestaban decidiste o te motivaste a practicar fisicoculturismo?

Claro que sí, el bullying no es bonito, hay muchas personas que no saben lo que hay detrás de uno, piensan que todo es color de maravilla, que siempre he tenido el mismo cuerpo y no es así. Yo siempre tuve mis problemas, mis complejos, mi baja autoestima y es algo que he ido moldeando poco a poco. Incluso, llegué a casi caer en anorexia, no lo había mencionado porque la gente siempre está criticando.

Increíble sensualidad de Jennifer Funes

¿Cuáles son tus metas en el fisicoculturismo?

Por ahora me gusta la parte de Bikini Fitness, básicamente moldear mi cuerpo hasta donde yo quiera y tonificarlo, no algo tan exagerado, pero sí que se miran los cambios.

¿Qué estudias?

Periodismo en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), ahorita en un proceso complicado.

¿Aspiras a ser campeona en el fisicoculturismo?

Claro que sí, ya pues obtuve mi primer lugar en el Fitness Novata y el segundo lugar en el absoluto y ya el siguiente año ojalá y pueda conseguir el primero.


¿Qué sabes de la halterofilia?

Básicamente lo que todo el mundo sabe, no sé cómo explicarme.

¿Qué pensas del homosexualismo?

Respeto mucho, tengo principios cristianos, es algo que no puedo decir si está bien o mal, al final ni modo, me toca respetar. Tengo mis amigos homosexuales y no los discrimino.

¿Críticas por tu nuevo cuerpo?

Uy… extremo, no pensé que haría tanta controversia, es algo que lo voy a decir. Tenemos tanta ignorancia en nuestro país en cuanto al deporte, que lástima, porque me han escrito personas de Belice y Argentina diciéndome que sienten que en mi país haya tanta ignorancia y mucha gente queda como que “¡pareces hombre!”, “¡que horrible!”.