Inter de Milán lidera en el Calcio Italiano

6

Inter de Milán alcanzó este domingo el liderato en solitario en la liga italiana, al golear 5-0 al Chievo Verona, en una decimoquinta jornada en la que el argentino Giovanni Simeone, guió el regreso al triunfo del Fiorentina, ante el Sassuolo.

El domingo futbolístico italiano se abrió con el Benevento que consiguió el primer punto de su historia en la Primera División gracias a un 2-2 contra el Milan del nuevo técnico, Gennaro Gattuso conseguido en el último suspiro con un cabezazo del portero, Alberto Brignoli.

Si la jornada empezó con una sorpresa, ya que el colista Benevento rompió su racha de catorce derrotas en catorce jornadas, el encuentro del Inter nunca estuvo en discusión y tuvo al croata Ivan Perisic como protagonista, con un gran triplete.

Inter encaraba el duelo ante el Chievo con la gran posibilidad de alcanzar el mando de la tabla, tras la derrota del líder Nápoles sufrida el pasado viernes en el choque directo contra Juventus, y salió con agresividad, empujado por los 54.000 aficionados de San Siro.

Pese a la baja del brasileño Joao Miranda, sancionado, y del uruguayo Matías Vecino, que no jugó por una sobrecarga muscular, el Inter fue muy sólido y se fue al descanso por delante 2-0 gracias a Perisic (m.23) y al argentino Mauro Icardi (m.38).

El internacional argentino ya es el máximo artillero de la liga italiana, con 16 goles en 15 jornadas, y se confirmó como uno de los delanteros más en forma de Europa.

En la reanudación, los milaneses completaron su goleada gracias a Perisic, que firmó otros dos goles, en el 57 y en el 92, y a un cabezazo de defensa eslovaco Milan Skriniar (m.60), que determinaron el contundente 5-0 final.

Así, a falta de seis días para la visita al Juventus, el Inter se colocó líder, con 39 puntos, uno más que el Nápoles y dos más con respecto a los turineses, seis veces consecutivos campeones de Italia.

Jornada redonda también para el Fiorentina, que ganó con un cómodo 3-0 al Sassuolo del nuevo técnico Giuseppe Iachini gracias a un gol de cabeza de Simeone, que adelantó a los locales en el 23, y a los tantos del francés Cyril Thereau (m.43) y de Federico Chiesa (m.71).