¡Indignación! Hondureño pone a la venta carne de tortuga en redes sociales

258
carne de tortuga en redes sociales
La venta de carne de tortuga en redes sociales causó indignación en las diferentes redes sociales de Honduras.

Tegucigalpa. Total indignación ha causado la publicación hecha por un hondureño en las redes sociales quien posteó que tenía en venta carne de tortuga.

El joven, identificado como Javi Bardales, escribió en una página de ventas de Facebook en Tegucigalpa lo siguiente:

“Vendo carne de tortuga frita para mañana sábado 7 de octubre. También tendré sopa a 150 el plato”, escribió el joven.

Esto, llevó una serie de comentarios en contra de Bardales, que ante la crítica de los cibernautas tuvo que eliminar la publicación.

Lea también: Una pitón intenta matar a un hombre y termina siendo devorada

Indignación en redes sociales  

Publicación hecha en las redes sociales

 

Alguno de los comentarios en contra de publicación sobre la venta de carne de tortuga llegaron al grado de amenazar a muerte al joven que puso ese aviso.

“Deberían de freírlo a este así como lo hizo con las tortugas”, recriminó una de las seguidoras de dicha página de ventas.

De igual manera, otro hondureño molestó solicitó a las autoridades policiales proceder legalmente contra el joven Bardales.

“Fiscalía del Medio Ambiente, tienen que actuar de oficio en contra de este criminal de la naturaleza”, alegó el ciudadano.

Finalmente, la mayoría de los comentarios en la publicación era negativos y en contra de la venta de carne de tortuga.

 

¿Comer carne de tortuga? Te decimos por qué no es recomendable

En la naturaleza, las tortugas son el objeto de las excursiones de ecoturismo, ver a estas criaturas completan cualquier aventura de buceo.

Pero las tortugas marinas también son consideradas en diferentes culturas como un manjar; aunque es ilegal en muchos países de todo el mundo, la práctica aún continúa en el mercado negro.

Estas criaturas están catalogadas dentro de la elección de los alimentos que son inseguros. Esto, ya que causan enfermedades mentales por ciertas toxinas; comer este animal podría tener consecuencias drásticas que requieren atención médica inmediata.

Si los riesgos biológicos no son suficientes para considerar evitar la carne y huevos de tortuga; el factor microbiano podría hacer el truco.

Las tortugas marinas alojan gran variedad de bacterias que son inofensivas para el animal, pero pueden ser muy contagiosas para nosotros. Nombres familiares tales como Salmonella y E. coli son sólo algunos de los habitantes microbianos.

Otros son Mycbacterium, la clamidia, y aeromonas. Estas bacterias causan una variedad de enfermedades agudas y crónicas.
Algunos de los padecimientos derivados del consumo de carne de tortuga son: cólera, gastroenteritis, infección de heridas, infección de oído y tiene el potencial de causar septicemia.

Un equipo de investigadores, de México y E.U.A., reveló un análisis de las tortugas marinas en el noroeste de México; asegurando su resistencia a los antibióticos, las bacterias fueron sometidas a una serie de pruebas para determinar la resistencia a los antibióticos.

Afortunadamente, no se encontró que los tipos conocidos de bacterias podrían causar pandemias. Aun así, la información mostró cómo el consumo potencialmente podría conducir a un resultado bastante desagradable.

Pero la verdadera sorpresa vino con la prueba de resistencia a los antibióticos contra la ampicilina.

Los resultados globales revelan que los riesgos para la salud en el consumo de carne de tortuga es bastante alto. Las infecciones llegan a ser aún más difíciles de tratar por el tipo de resistencia a los antibióticos.