En Hospital El Tórax pacientes son movilizados en brazos de empleados

34

TEGUCIGALPA. Diario Tiempo Digital recibió una denuncia en su sección Voz Ciudadana, en la cual dan a conocer las precarias condiciones que vive actualmente el Instituto Nacional Cardiopulmonar (INCP), más conocido como Hospital El Tórax.

En ese sentido, la denunciante compartió con este medio de comunicación un video donde se observa con un paciente de dicha institución es movilizado en brazos de los empleados de ese hospital.

Son tres trabajadores de la entidad hospitalaria los que bajan por unas gradas al enfermo que va sentado en una silla de ruedas.

“Así se trabaja en el INCP, un hospital olvidado por las autoridades de gobierno. Aquí, tenemos pacientes en un segundo piso y hay que bajarlos con el personal de salud para poder hacer las diligencias necesarias”, exclama la hondureña indignada.

Comayagua: María Socorro dice no tener VIH y que Victoria está “pegada”

De igual manera, hace hincapié que estas medidas son tomadas ya que en el hospital no hay un servicio de elevadores.

“Esta es la realidad del país en el que vivimos –Honduras-. El Tórax también es un hospital que necesita que le inviertan y mejores las condiciones”, exige la dama.

 

A cerca del Hospital El Tórax

El Hospital El Tórax, desde hace tiempo presenta varios problemas en sus infraestructuras.

Este centro asistencial, fue creado en 1948 como Sanatorio Nacional para pacientes con tuberculosis. Hasta la fecha, han sido contadas con los dedos de la mano las mejoras que ha recibido.

Cabe mencionar, que por más de seis décadas el INCP no recibió ninguna intervención en su infraestructura.

Según sus autoridades, el Hospital El Tórax, atiende a diario 350 pacientes por consulta interna. Además, 35 pacientes que son atendidos en diversas salas, quienes merecen estar en lugares dignos y cómodos.

Finalmente, es necesario recordar que en un principio el actual gobierno de la República había anunciado con bombos; y, platillos que invertiría en algunas mejoras de la institución.

Al final, nunca se vieron reflejados dichas reparaciones a la infraestructura del Hospital El Tórax de Tegucigalpa.