Tegucigalpa: Empleadas de hospital psiquiátrico arman zafarrancho

176
Hospital Mario Mendoza
Afortunadamente, las empleadas del hospital psiquiátrico fueron separadas por familiares de pacientes que presenciaron el espectáculo.

TEGUCIGALPA. Dos empleadas del Hospital psiquiátrico Mario Mendoza se fueron a los golpes este martes luego de sostener una férrea discusión por las tomas que se presentan en la institución asistencial.

De acuerdo a la versión de algunos presentes, una de las empleadas atacó a dos empleadas más. Esto, sin que hasta el momento se conozcan las verdaderas razones que obligó a la dama a abalanzarse contra sus compañeras.

En ese sentido, la asesora legal del Mario Mendoza, Ana López, detalló a una radio capitalina como sucedió el zafarrancho.

“Cuando se le lanzó a la compañera me asombró y asustó. Ver las facciones de su rostro era como ver las de un paciente psiquiátrico”, explicó López. Además, relató que cuando quiso intervenir la agresora se le abalanzó llena de furia.

“Obviamente yo conozco de las leyes y no podía tocarla porque significaría un despido directo. Alcé mis manos para atrás fue cuando llegó uno de los guardias a separármela”, pormenorizó la empleada.

Lea también:  ¿Niño entrenado para robar? Captan a menor en pleno delito en La Ceiba

Según se conoció, el zipizape tuvo origen en momento cuando se iban a dar comienzo a una asamblea; donde se pretendía revisar las acciones a tomar ante la falta de respuestas de las autoridades a sus exigencias.

Ante ello, la empleada Sandra Álvarez, se supone que agredió a la secretaría general del sindicato, Varinia Morales. Esto, de acuerdo a lo que informó la asesora legal del psiquiátrico.

“Íbamos a comenzar cuando me dirigí a una empleada por contrato y empleada de confianza de la directora; a fin de decirle que no nos boicotera nuestra lucha y entonces ella dijo que no le interesaba”, aseveró Morales.

Al mismo tiempo, se mencionó que sobre la agresora existen antecedentes de mala conducta en el área de farmacia. También, en los departamentos de estadística y consulta externa.

“Fue cuando le dije que no solo hablaba por nosotros. Sino por los pacientes al mostrarle que se están extendiendo (dando) medicamento vencido, fue cuando se me tiró encima y me empezó ahorcar”, contó la afectada.

Finalmente, dijo que de no ser por la otra compañera y unos familiares de pacientes en el lugar la hubiera matado.