REDACCIÓN. ¡Qué cosas las que no regala el fútbol! En estos cuatro días me he dado cuenta de la forma en que los aficionados, especialmente los hondureños nos endurecemos y botamos la fe en cuestión  de minutos.

Seudónimos como: “Piedras”, “Turuncas”, “Garrotes”, entre otras barrabasadas, se han escuchado de parte de aficionados a los jugadores nacionales.

Pero el más atacado en el equipo nacional, sin duda es el técnico colombiano Jorge Luis Pinto. El “cafetero” ha recibido cientos de insultos, la saña del público, inclusive; y da pena y vergüenza decirlo; insultos de parte de los colegas de la prensa deportiva.

Un gremio que se desvive por el fútbol, y que lo da todo por la selección nacional, no debe de desprestigiar a un técnico que se ganó el respeto del mundo por la hazaña lograda con Costa Rica en el mundial de Brasil 2014. Lo entiendo que venga de los que pagan su boleto y se mueren en cada juego de la selección, porque el fútbol es eso. Espectáculo.

De héroe a villano

Pinto llegó a Honduras y me atrevo a decirlo, ha sido hasta hoy, el mejor técnico que ha llegado a conducir la selección nacional.

Si bien es cierto, Pinto aún no ha clasificado al mundial con Honduras, pero ese detalle no desmerita los logros que ha alcanzado como estratega del fútbol. Sus antecesores, y compatriotas, Luis Fernando Suarez y Reynaldo Rueda, lograron con muchas creces su pase a los mundiales.

Pero siento que tanto Rueda como Suarez, tenían en su equipo futbolistas con mucha experiencia y en el mejor de sus momentos deportivos. El caso de un Amado Guevara, un David Suazo, un Carlos Pavón, un Danny Turcios… Noel Valladares, Wilson Palacios, Ramón Núñez. En fin.

¿Qué ha hecho Pinto?  Claro, hasta hace un poco “era el mejor técnico del mundo”. Ha pulido a jugadores que han traído un largo proceso… de cierto modo, hasta mejorado, sin llegar a la perfección. Sin tener al mejor técnico del mundo, mucho menos la mejor selección de fútbol, hemos logrado cosas importantes.  Ante todos los pronósticos Honduras accedió hasta las semifinales de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. El equipo nacional quedó eliminado a manos de Brasil por una goleada de 6-0, pero  el coraje se mostró en el equipo catracho.

Conquistó la Copa Centroamericana, que si bien es cierto, Honduras no era favorito, le pasó por delante a Costa Rica y Panamá.

¿Y si Honduras gana mañana?

Si Honduras gana mañana a Costa Rica, Honduras vuelve a ser candidato al Mundial. Y si Honduras gana mañana, Jorge Luis Pinto vuelve a ser héroe. Si Honduras gana mañana, la “H” está cerca de Rusia…. Pinto se equivoca. Muy cierto, ¿Quien no lo hace? ¿El triunfo ante Costa Rica está lejos? Falso, somos favoritos. De este modo confiamos en un inspirado Maynor Figueroa en defensa, un Mario Martínez. Andy Najar, en su mejor partido. Un Roger Espinoza, liderando, Donis Escober tapando todo. Albert Elis anotando y los tres puntos, al final del juego será para Honduras.

Confiemos, construyamos… y Rusia al final, estará para Honduras.

Por: JOEL FÚNEZ