TEGUCIGALPA. Hijo ebrio intentó violar y golpear a su madre en repetidas ocasiones con una piedra en una poblado de Morocelí. Al extremo que la mandó al Hospital Escuela Universitario (HEU) en la capital.

El victimario prófugo fue identificado como Maximino Edilberto Rivas. Quien según su madre Lilian Irene Rivas, quería abusarla, matarla y después beber su sangre.

La hermana del “bolo” e hija de doña Lilian, Nohemí Graciela, relató que su madre le contó que ella estaba en su casa el sábado pasado como a las 8:00pm. La señora confió que su hijo llegó en estado de ebriedad y comenzó a golpearla con una piedr y le desfiguró la cara.

“Me decía que se las iba a pagar, que me iba a violar, matar. Y después bebería mi sangre”, le contó con inmenso temor, la anciana a su hija.

Además le precisó que su hijo no pudo hacerle nada más porque como pudo se lo quitó de encima y corrió por su vida y llegó hasta la posta más cercana.

Según lo expresado por su hija: “ella fue a la posta de Morocelí a denunciarlo y se fueron a buscarlo, no lo encontraron. Los policías también la llevaron donde una enfermera para que la curara”.

Doña Lilian después de ser atendida por una enfermera.

Hijo ebrio intenta violar y golpea a su madre

La hermana del prófugo relató que “Maximino estaba en una montaña donde una tía mía. Se dio cuenta que lo andaban buscando y anda rodeando Morocelí. Ya lo han visto cerca de donde vive ella”.

“Mi mamá está traumada con eso que le pasó, sino la mató ahorita la va a matar si la encuentra”. Dijo su hija con la voz baja y muy preocupada.

Policía no actua

“La policía de Morocelí dice que ocupamos una orden de Yuscarán para capturarlo. A mi no me parece correcto, si ya se puso la denuncia, anda suelto y si encuentra a mi mamá la va a matar”, opinó.

Por lo que piden a las autoridades competentes que actúen, ya que no pueden vivir en zozobra.

Nohemí Graciela declaró que su madre vive sola en una remota aldea y su casa no tiene puertas ni las condiciones adecuadas para vivir.