SAR asegura que información de los contribuyentes no ha sido hackeada

336

TEGUCIGALPA.- El SAR asegura que información de los contribuyentes no ha sido hackeada después de que se propagaran mensajes indicando precisamente eso.

“Esta cayendo un mensaje del SAR todos de que tienen deudas y que entren a la oficina virtual con el enlace en el correo. No vayan a darle click, nos han contado que es un virus y un intento de phishing para robar datos”.

Así decía uno de los tantos mensajes que circularon vía whatsapp y Facebook.

En consecuencia, cundió el pánico entre aquellos que lo recibieron.

Ante este situación las oficinas de la SAR se saturaron de personas que pedían una explicación.

Correos del SAR

incumplimiento tributario

Lo que empezó el caos fue un correo que sí fue enviado por el SAR.

Dicho correo decía que se había identificado un “incumplimiento en sus obligaciones tributarias”.

Esto puso de correr a las personas que lo recibieron, pensando que habían caído en deuda.

Sin embargo, el SAR aclaró la situación arguyendo que por error se activó el correo electrónico de la institución. Y se notificó a todos por igual -mediante nuevo correo- sobre la supuesta deuda.

De este modo el SAR informó:

“En caso de estar al día con las obligaciones tributarias favor hacer caso omiso de esta comunicación”.

Luego se vieron en la obligación de emitir un comunicado refiriéndose al supuesto “hackeo” del cual habían sido víctimas miles de contribuyentes.

Comunicado

WhatsApp Image 2017-02-07 at 3.56.23 PMEl Servicio de Administración de Rentas informó este  martes que:

“Información personal, pagos y declaraciones no fue víctima de atentado, ataque o sustracción”.

“Todos nuestros servicios y operaciones tecnológicas son resguardados y monitoreados bajo estrictos estándares de seguridad informática”, agregaron.

Además, pidieron hacer caso omiso de los mensajes que han circulando indicando que hubo un hackeo de información.

Según las autoridades del SAR, los mensajes se han difundido con “el único objetivo de perjudicar los mecanismos de recaudación de impuestos, afectar la institucionalidad y comprometer el financiamiento de las diferentes políticas públicas”.