“Empresas radicadas en paraísos fiscales, evaden impuestos”, dice experto

421

SAN PEDRO SULA- Los gobiernos de Centroamérica, entre ellos el de Honduras, no deberían permitir la participación de compañías “offshore” en procesos de licitaciones de bienes del Estado, plantea Abelardo Medina, economista senior del Icefi.

Medina, quien es encargado del área macrofiscal del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), con sede en Guatemala, le recomienda a los gobiernos restringir las transacciones con paraísos fiscales.

En una entrevista realizada por correo electrónico, Medina, quien desempeñó cargos importantes en la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) de Guatemala, confirmó que las compañías “offshore” “no pagan impuestos” en los países donde logran concesiones.

DIARIO TIEMPO: ¿Debería un gobierno permitir la participación en una licitación pública de un bien del Estado a una empresa que tiene su domicilio en un paraíso fiscal?

MEDINA: Definitivamente no.   Dentro de los compromisos que los países adquieren con el Foro Económico Global de Transparencia, bajo los auspicios de la OCDE, se encuentra la necesidad de restringir severamente las transacciones con países o territorios de baja o nula tributación, los cuales regularmente reciben el nombre de paraísos fiscales.   En la práctica muchas  administraciones tributarias endurecen fuertemente el control hacia las empresas ubicadas en estos territorios, debiendo inicialmente dar a conocer en forma abierta, cuáles son los que para la nación en cuestión, son paraísos fiscales; luego de ello, procederán a realizar auditorías específicas y sistemáticas para estas empresas; el control puede extenderse de tal forma que el Estado puede legislar para considerar como no deducibles o legales para ninguna transacción.   No obstante, aún existen muchas empresas residentes de estos territorios en los cuales encuentran anonimato (muchos de los capitales allí radicados no necesariamente solo buscan eludir el pago de impuestos, sino evitar el control por proceder de transacciones ilícitas o corrupción), sin embargo, el Estado como muestra de transparencia y fortalecimiento de la competencia efectiva dentro de las empresas, debe buscar que todos los oferentes estén pagando impuestos y que se conozca quiénes son los beneficiarios finales de la potencial concesión.

[ot-caption title=”edina, economista senior del Icefi” url=”http://www.tiempo.hn/wp-content/uploads/2015/09/ENTREVISTA-SOBRE-PARAISOS-FISCALES-Abelardo-copia.jpg”]

DIARIO TIEMPO: ¿De qué manera  es afectada una economía, como las de los países de Centroamérica, cuando una empresa con domicilio en un paraíso fiscal administra y controla, por medio de concesión, una empresa estatal?

MEDINA: Simple, inicialmente no paga impuestos en su país de residencia y si además la concesión incluye que no paga impuestos en el país de operación, simplemente la operación se encuentra al margen total de la tributación; el otro factor muy importante es que gana anonimato y consecuentemente no se conoce quiénes son los verdaderos nombres atrás de la empresa.   Otro factor delicado es que en el caso de incumplimiento o malos manejos, no habría certeza de a quién perseguir y sobre todo en dónde.

DIARIO TIEMPO: ¿Considera que los países de Centroamérica, como Honduras, son afectados por la evasión de impuestos de las empresas en paraísos fiscales?

MEDINA: Por supuesto. El caso que plantearon es uno dentro de muchas prácticas, las más comunes son: a) utilización de precios de transferencia, tanto para importación como exportación.   Esta última es la más delicada debido a que las empresas domiciliadas en Centroamérica le exportan a una empresa domiciliada, por ejemplo, en Bermudas, le venden a bajo precio… la empresa en Bermudas refactura y le vende a otro país, muchísimo más caro.   Como la empresa en Centroamérica (exportadora) no tiene ganancias, no paga ISR (impuesto sobre la renta) y las ganancias obtenidas en Bermudas están libres del pago… ganancia total. b) Muchas empresas que reciben beneficios fiscales por maquilas, zonas francas, etc.  están domiciliadas en estos territorios, entonces les perdonamos los impuestos en Centroamérica y al no estar gravado en su país de origen, entonces tampoco pagan. c)     Muchos grandes empresarios y gerentes de alto nivel, reciben sus pagos en paraísos fiscales, por lo que no quedan afectos al pago de impuestos en el país real de residencia.   Lo lamentable es que sí demandan servicios del Estado. d)   Las grandes empresas transnacionales hacen planificación fiscal agresiva, de tal forma que ubican sus costos en aquellos territorios en donde los impuestos son más altos y los ingresos en donde los impuestos son más bajos, por eso una salida de largo plazo será que Centroamérica tenga los mismos sistemas tributarios y controles similares.