Furiosos ciudadanos incendian posta policial en Macuelizo

102

SANTA BÀRBARA. Enardecidos residentes de la comunidad de Sula en Macuelizo, incendiaron esta madrugada de jueves una posta policial del sector.

En ese sentido,  se informó que el malestar de los pobladores se desencadenó ante la muerte de Williy Sebastián Enríquez de 18 años de edad.

Supuestamente, Enríquez falleció a manos de uniformados, de acuerdo a los moradores de la zona. En ese sentido, elementos del Cuerpo de Bomberos reaccionaron con prontitud para evitar que los daños fueran mayores.

Lea también:  Rayo cae sobre posta policial en Choluteca

Entre tanto, las autoridades policiales y del Ministerio Público, iniciaron una investigación al respecto.

Los enardecidos pobladores exigían justicia luego de la muerte de un joven.

Cabe mencionar que, hasta los momentos autoridades policiales no reportan pérdidas de vidas, solo daños materiales.

Antecedente

Una calurosa noche de sábado de hace un par de meses atrás, se convirtió en tragedia para la familia Reyes Rodríguez; y, en un infierno para la Policía Nacional.

Maynor Reyes Rodríguez, (18) salió de su casa en el barrio Santa Rosa de este municipio santababarense. Según, para cargar su moto de combustible.

Alrededor de las 9: 00 pm circulaba cerca del puente sobre el río Chamelecón cuando en su camino impactó con una patrulla policial. El joven salió volando sobre el carro y sufrió heridas de gravedad, por lo que murió al instante.

Por lo tanto, hay dos versiones sobre este hecho que orilló a la población a atacar a la Policía de la zona; quemando dos patrullas y la posta policial.

La Policía Preventiva, informó que la patrulla venía de hacer una actividad operativa de rutina. Esto, cuando el joven se conducía en la motocicleta roja, marca Pulsar 220, e impactó con la patrulla. Agregó que Reyes sufrió fracturas graves y murió.

La acción desató una rebeldía de unos 80 vecinos y familiares. Mismos, que insultaron a los policías e incendiaron la primera patrulla en el lugar del accidente. Luego se llevaron el cadáver y la motocicleta.

Los actos siguieron cuando los pobladores llegaron a la posta policial y atacó con piedras; y, barras las puertas de la estación y le prendieron fuego al inmueble y a otra radio patrulla.