FIFA inhabilitó de por vida al ex presidente de la Federación de Costa Rica

Eduardo Li, también ex miembro del Comité Ejecutivo de la Concacaf, “no podrá volver a participar nunca más en actividades relacionadas con el fútbol”, anunció el ente regulador en un comunicado

32
FIFA

FIFA inhabilitó de por vida a Eduardo Li, expresidente de la Federación Costarricense de Fútbol (FEDEFUTBOL). Y ex miembro del Comité Ejecutivo de la Concacaf, para ejercer cualquier tipo de actividad relacionada con el fútbol.

“El órgano de decisión halló a Li culpable de contravenir el artículo 13, 15, 18, 19  y 21 del Código Ético de la FIFA”, se detalló.

LEA TAMBIÉN: Liga Nacional de Honduras firma convenio con la Liga Española

“No podrá volver a participar nunca más en actividades relacionadas con el fútbol en el ámbito nacional ni en el internacional”.

El órgano había anunciado su decisión de iniciar un proceso en contra del ex directivo a mediados de febrero. Tras analizar un informe que realizó su órgano de instrucción.

Eduardo Li fue uno de los miembros de la FIFA que resultaron salpicados por el escándalo de corrupción. Que englobó el proceso denominado “FIFAGate“, incluso fue uno de los primeros detenidos en Zurich en mayo del 2015.

El costarricense se había declarado culpable del cargo de asociación ilícita en octubre del 2016. Además de tener un cargo de delito informático y otro de asociación para cometer delito informático.

FIFA GATE

El escándalo “FIFAGate” saltó por los aires el 27 de mayo de 2015. Cuando dos días antes de la elecciones de la FIFA la Policía suiza arrestó en Zúrich a siete dirigentes de alto rango del fútbol mundial.

Acorralado por las acusaciones, el predecesor de Infantino en el cargo, su compatriota Blatter, dejó el sillón de mando. Y fue sancionado después con seis años de suspensión de toda actividad relacionada con el fútbol; por un sospechoso pago que realizó al ex presidente de la UEFA Michel Platini, que recibió la misma sanción.

En Estados Unidos hay actualmente 40 acusados por cargos de extorsión, fraude y lavado de dinero en torno a la concesión de los derechos de comercialización por parte de la FIFA. Entre ellos hay vicepresidentes de la FIFA y ex directivos de alto rango de las confederaciones continentales, como el triniteño Jack Warner, el hondureño Rafael Callejas, el estadounidense Chuck Blazer o Jeffrey Webb, de Islas Caimán.