¡Feliz Día del Padre! Opinión de Julissa Lizardo

300

REDACCIÓN.  Todos tenemos un padre, papá, padrastro o como le quieran llamar el caso es que todos tenemos a ese personaje particular que nos engendró, ese hombre serio, enojado, alegre, amoroso, compresivo y protector que puso en nuestras madres un millón de espermatozoides y que el más rápido y vivaz fecundó un ovulo aburrido y solitario y nos hizo las personas que hoy estamos aquí.

En Honduras el 19 de marzo de cada año se conmemora el Día del Padre, lo interesante de esta fecha es que el origen de la celebración se debe a la gratitud de la estadounidense Sonora Smart Dodd, hacia su padre, un veterano de la guerra civil llamado Henry Jackson Smart, quien perdió a su esposa cuando daba a luz a su sexto hijo. Smart, cuidó y educó a sus hijos sin ayuda y con todo el cariño del mundo en una granja del estado de Washington.

Esta fecha además de sus orígenes está inspirada en la celebración católica dedicada San José y fue a través del decreto legislativo publicado en La Gaceta el 9 de febrero de 1960 que el Día del Padre quedó oficialmente establecido en el calendario de todos los hondureños.

Si bien es cierto, en nuestro país la figura paterna se ha perdido ya que muchos jóvenes no crecen con su padre debido a varios factores entre ellos: la migración, homicidios, abandono, enfermedad, irresponsabilidad entre otros, lo que conlleva a que la juventud se involucre en la delincuencia y se vean sumergidos en las drogas y el alcoholismo. En ese sentido, la que la figura de un padre en el hogar es fundamental y juega un papel importante en la construcción de los valores y principios éticos para formar a los hijos.

Aunque para muchos el Día del Padre es considerado como una fecha comercial al igual que el día de la madre, para otros pasa totalmente desapercibida mientras que, para algunos es un día de festejo y alegría que hasta los pequeños de la casa preparan cualquier tipo de sorpresa con tal de celebrarle al rey de a casa.

El Papa Francisco dijo en una ocasión que “para ser un buen padre lo primero es estar presente”, y ¿por qué no rendirle tributo a esos padres responsables?, a los que a diario madrugan y salen a trabajar para llevar alimento a sus hogares, o aquellos que a pesar de cualquier discapacidad trabajan para suplir las necesidades de sus hijos y que hay de aquellos padres que fueron abandonados por su esposa y les ha tocado “yuca” como dicen en nuestro país, porque han tenido que educar, formar, alimentar y velar por sus pequeños.

Muchos jóvenes tienen el privilegio de tener a un buen padre que les apoya, les brinda consejos y sobre todo amor y que aunque trabajan día y noche de forma incasable lo hacen con el único deseo de darles los mejor a sus progenitores.

El día del padre es una fecha en la que se debe valorar, reconocer y rendirles honor a aquellos hombres que generan vida, aquellos que acompañan y dan seguridad ofreciendo una mano firme, a aquellos que son comprensivos, enojados, regañones pero sobre todo a aquellos dan amor y que junto a su compañera de vida constituyen un gran equipo para sacar adelante a sus familias. ¡Feliz día del padre a todos los padres de Honduras!