TEGUCIGALPA. El magistrado del Tribunal Supremo Electoral (TSE) Erick Rodríguez, se defendió este día, ante los señalamientos hechos por el candidato presidencial por la Alianza de la Oposición contra la Dictadura, Salvador Nasralla, quien acusa a los representantes electorales de “ladones”.

Salvador  Nasralla manifestó en una entrevista, que el TSE, está conformado por tres ladrones. Esto último,  en referencia a los magistrados que lo componen.

“Esto no me lo quita nadie de la cabeza, porque yo me baso en la ley. Probablemente el Partido Nacional cree que el pueblo les va a permitir robarse nuevamente las elecciones, eso el pueblo no lo va a permitir”, manifestó esta semana el candidato de la Alianza. Al respecto, el magistrado Rodríguez, dijo que él nunca ha robado nada “ni tan siquiera una caricia”.

“No le he robado a nadie, ni tan siquiera una caricia a una persona, mucho menos otro tipo de situaciones”, fueron las palabra del magistrado Erick Rodríguez, en cuanto a este tema.

“No es una cuestión que a uno le atañe robarle un abrazo o un beso a una persona. Mucho menos robar otro tipo de situaciones”, dijo Rodríguez.

Salvador Nasralla anuncia que irá a las calles si no hay reformas electorales

Tema legal

De igual forma, Erick Rodríguez dijo que el tema del partido Anticorrupción (PAC), es un tema legal. En ese sentido, aseguró que ellos mismos, fueron quienes abandonaron el partido.

“Ellos se retiraron de un proceso que ellos mismos habían convocado el 12 de diciembre. Ahí están las publicaciones en los diarios del país, firmados por don Salvador Nasralla. No se siguió el proceso debido cuando se hizo la inscripción, lastimosamente no fue así”, dijo el magistrado del TSE.

En ese orden, Erick Rodríguez no se explica que tipo de problemas tiene Salvador Nasralla con los magistrados del TSE. Ya que según él,  del tipo legal, no hay ninguno.

“El tema legal, que a mí me corresponde, no ha habido ningún tipo de problemas con esto”, dijo el magistrado.

Según el magistrado, el PAC, siempre cambiaba de posición cuando salían de reuniones con el pleno de magistrados. En ese sentido, en las reuniones con ellos, siempre estaban de acuerdo en los puntos en discusión, pero una vez que salían, su posición era otra, según dio a conocer el magistrado Rodríguez.