brecha-salarial
equidad salarial entre hombres y mujeres

La equidad salarial entre hombres y mujeres no se hará realidad hasta 2186, dentro de 170 años.

Así lo indica el Foro Económico Mundial en un informe sobre la paridad entre hombres y mujeres difundido esta semana.

Islandia encabeza la clasificación de países con mayor igualdad entre hombres y mujeres.

En esa clasificación, por otra parte, un país de Centroamérica,  Nicaragua, ocupa un honroso décimo lugar, establece el informe.

El año pasado, el informe aseguraba que “sólo” harían falta 118 años para alcanzar la igualdad salarial, dijo Saadia Zahidi, una de las responsables de este informe anual.

En 2016 la diferencia de salarios entre hombres y mujeres alcanzó el 59%, según el estudio sobre 144 países. El estudio también evalúa las diferencias entre sexos en materia de educación, salud y emancipación política.

En concreto si un hombre gana 100, una mujer sólo gana 59 por el mismo trabajo y en la mayoría de casos trabajando más horas.

En 2008 la diferencia salarial era 58.3% y en 2013, el mejor año de este índice, que existe desde 2006, fue de 59.9%.

Por países los diez más igualitarios son Islandia, Finlandia, Noruega, Suecia, Ruanda, Irlanda, Filipinas, Eslovenia, Nueva Zelanda y Nicaragua.

Equidad salarial

En Islandia, que encabeza la lista por octavo año consecutivo, los hombres cobran sólo un 13% más que las mujeres.

Por regiones, Europa occidental va en cabeza, seguida por América del Norte, América Latina y el Caribe, Europa Oriental y Asia Central. Le sigue el este de Asia y el Pacífico, el África Subsahariana, el sur de Asia y Medio Oriente y África del Norte

A nivel global, un 80% de hombres tiene una actividad, frente al 54% de las mujeres. Asimismo, el número de mujeres que ocupan cargos de responsabilidad sigue siendo muy bajo.

En sólo cuatro países existe igualdad entre hombres y mujeres a nivel de dirigentes empresariales. No obstante,  que en cerca de 100 países la tasa de mujeres con diplomas universitarios es igual o superior al de los hombres.

En 2016 los avances más importantes en igualdad salarial tuvieron lugar en el sector de la educación. Por esta razón la diferencia entre hombres y mujeres se redujo uno por ciento.