detención judicial
Son 10 los detenidos.

TEGUCIGALPA, Honduras. – En audiencia inicial de imputado, este sábado, jueces anti extorsión solicitaron dictar detención judicial para el jefe de la pandilla 18, Ricki Alexander Zelaya Camacho, alias el “Bóxer” y nueve miembros más de la misma estructura.

De ser aprobada la solicitud, los diez miembros de la organización criminal serían trasladados a la cárcel de Támara, en Tegucigalpa.

Lo anterior, mientras todo el proceso del juicio en contra de estos sujetos se desarrolla.

Entre los detenidos destacan cabecillas de la 18, que responden a los nombres de:

  • Darwin Alexander García Suazo, alias “Miedo”
  • David Alberto Verde Bonilla, conocido como el “Chino Tonsón”.
  • Juan Francisco Lagos, “Juan”
  • Anthony Misael Lemus Aguilar, apodado como el “Sólido”
  • Esdras Isaac Fúnez Aguilar, “Chaco”
  • Ángel Antonio Palma, alias “Ángel”

Asimismo, tres féminas identificadas como:

  • Karla Patricia Salgado Peña, alias “Paty”
  • Emelin Lizeth Romero Maradiaga, alias “Emeli”
  • Wendy Xiomara Carrasco Martínez, conocida como la “Zarca”.

Delitos por los que se les acusa

A los 10 acusados se les imputa el delito de asociación ilícita. Sin embargo:

El “Boxer” fue acusado hoy de portación ilegal de armas prohibidas y almacenamiento de armas y municiones de uso prohibido y comercial esto en perjuicio de la seguridad interior del Estado de Honduras.

Por su lado, al “Miedo” se le acusa de los delitos de portación ilegal de armas de uso comercial y almacenamiento de armas y municiones de uso prohibido y uso comercial.

Además, a las mujeres conocidas como “Paty”, “Emeli” y la “Zarca”, así como a al “Chino Tonsón” y “Juan” se les imputa por almacenamiento de armas, explosivos y municiones de uso prohibido y comercial.

Anthony Misael Lemus Aguilar, es acusado de los delitos de almacenamiento de armas, explosivos y municiones de uso prohibido. Uso comercial y tráfico ilícito de drogas y sustancias psicotrópicas.

Finalmente, el detenido conocido con el alias del “Chaco”, es acusado por el delito de portación ilegal de armas de uso comercial.