Daniel Vega, ilusionista hondureño y maestro en escuela de magia en EE.UU

202

Tegucigalpa.- El joven hondureño Daniel Vega es uno de los pocos, y de los mejores magos ilusionistas en Honduras. Su pasión por este arte viene desde temprana edad, y aspira a ser uno de los más destacados a nivel nacional e internacional.

Según Daniel Vega, los magos ilusionistas en Honduras son contados. Este tipo de arte no es tan demandado en el país. Pero esto no es impedimento para que este joven talentoso, cada vez más se profesionalice.

Pocos lo saben, Daniel Vega ha representado a Honduras a nivel internacional, en diferentes eventos de magia o ilusionismo. Asimismo, ha ganado galardones en países y escuelas de magia como en los Estados Unidos.

Tanto así, que tiene bastante reconocimiento en la región, por su singular talento para el ilusionismo.

Daniel Vega nació en Tegucigalpa, un 14 de julio de 1997. Estudió en una escuela bilingüe de la capital, y vive con una familia integral en un lugar de la ciudad.

¿Cuándo empieza la pasión por el ilusionismo?

Cuando yo estaba más pequeño me gustaba ver ese tipo de programas en televisión.

Cuando yo tenía siete años mi mamá y yo andábamos en un supermercado, y vimos uno de esos juegos de magia para niños, ella me lo compró y ahí comencé. Hice un par de presentaciones con él, y luego lo deje.

Karla Lara: “Que la gente defienda sus derechos, ese es el poder”

Años después, cuando yo tenía 12 años, un mago llegó a mi escuela, y me hizo recordar que yo lo hacía de forma empirica. Después de eso, llego a mi casa y empiezo a buscar cartas, monedas, cuerdas y veo videos en internet para aprender.

¿Hay diferencia con la magia y el ilusionismo?

Mucha gente confunde la magia con ilusionismo. Yo lo que hago no es magia, simplemente son ilusiones, en la cual se utiliza la habilidad de las manos. Hay mucha práctica y mucha disciplina.

El ilusionismo se divide en muchas categorías. Las principales son: ilusionismo de cerca, de escenario y grandes ilusiones. La magia de cerca es más que todo en la que se utiliza monedas, cartas, anillos, billetes, cosas del público.

La magia de escenario ya se utiliza cosas más grandes como fuego, pañuelos, animales vivos, música. Ya es en una plataforma.

En el caso de las grandes ilusiones, estas son a gran escala, como partir a una mujer por la mitad, aparecer un tigre, un helicóptero, cosas así.

Daniel Vega
Daniel Vega se caracteriza por ser un ilusionista, a diferencia de un mago.

¿Qué área es la que practica Daniel Vega?

Mi área especializada es la de escenario, que la convino con la comedia. No solo es un show de impresiones, sino que yo también hago reír al público.

¿Reconocimientos a nivel nacional e internacional?

En el año 2013, viajé a una escuela de magia en Estados Unidos, en Filadelfia, llevo cinco años yendo a esa escuela de magia. Y este año, gané el premio como al alumno del año entre unos 160 magos. Ya soy el primer centroamericano en ganar ese premio. Además el primero en ir a dar clases a esa escuela de magia. En esa escuela de magia, salieron grandes magos como Criss Angel.

El año pasado yo fui a una gira que se llama “Inter Magia”. Ahí anduve por todo Guatemala haciendo presentaciones, y este año regreso. Luego pasamos a Belice y también hay una posibilidad de hacerlo en Tegucigalpa.

¿Cómo se financia Daniel Vega todos estos viajes?

Me contratan. Los demás son ahorros personales.

¿Es cierto que va a la iglesia y practica magia?

En mi caso, el primer lugar en mi vida lo tiene Dios, definitivamente, y todo lo que conlleva a él. Yo canto y toco la batería en el ministerio de alabanza de la iglesia a donde asisto. Además de que imparto un grupo de crecimiento o célula, y sigo predicándoles a la gente y a los jóvenes.

Marlon Otoniel, el niño que sueña con ser presidente de Honduras

Hay ciertas personas que confunden la magia con el ilusionismo, pero en realidad no es algo espiritual, es cultural, es un arte escénico.

La magia real si existe, que es la brujería. Pero yo no practico eso, no estoy  en ninguna manera ligado. Por ende, la palabra magia está mal utilizada, se menciona así por términos comerciales nada más.