El gesto provocador de Cristiano Ronaldo a la afición del Atlético Madrid

El gesto provocador de Cristiano Ronaldo a la afición del Atlético Madrid

36
Madrid

Los dos goles de Atlético Madrid en 15 minutos habían abierto la posibilidad de que consiguieran el boleto a Cardiff.

La presión que recayó sobre el Real Madrid en aquellos minutos siguientes quedó en evidencia tras el gol de Isco.

En el festejo, la mayoría de los futbolistas estallaron de alegría, pero Cristiano Ronaldo no.

El luso, miró a la afición del Atlético y llevó su dedo índice a la boca, en un claro gesto de silencio.

El árbitro no advirtió la provocación de Ronaldo, pero su reacción fue captada por la transmisión oficial.

Crónica del juego

El inicio que quería el Atlético, el que no le gustaba nada de nada al Real Madrid y el gol del conjunto rojiblanco.

Un cabezazo en el primer palo de Saúl en un saque de esquina de Koke; un 1-0 para soñar, para creer aún más con el 2-0 dos minutos después, casi de inmediato.

Nadie podía frenar a Carrasco. Ni Marcelo ni las ayudas de Sergio Ramos ni nadie que se cruzara en su camino.

De su jugada y de su pase surgió el penalti que cometió Varane sobre Fernando Torres, que transformó después Griezmann.

Por un Atlético tremendo, por el ambiente y por un ciclón del que se recompuso poco a poco, instante a instante, primero con las apariciones del notable Isco Alarcón, el único que parecía sobre el campo en el primer tramo; después con el balón, también con el paso atrás que había dado el equipo rojiblanco, tan cerca de la remontada que contemporizó, quizá demasiado, quizá también por su adversario.

Fue en el minuto 42, cuando trazó una acción genial al borde de la línea de fondo con la que dejó atrás a tres oponentes.

Después, el tiro de Toni Kroos, la fenomenal respuesta de Oblak y el rechace en el área pequeña.

Isco hizo el (2-1) y al Madrid a la recomposición, al momento en que respiró definitivamente.

Un golpe decisivo, ya pendiente de tres goles más del Atlético, una hazaña impensable para cualquiera.