TEGUCIGALPA. Cristian Calixto Marcía recibió este juevese auto de formal procesamiento y prisión preventiva por suponerle responsable del asesinato de su esposa Mónica Betancourt.

El Ministerio Público (MP), presentó varias pruebas en su contra por lo que pidió que se le decretara prisión preventiva.

Calixto fue capturado el 11 de febrero en Tegucigalpa. Detención lograda al mes de haber cometido el parricidio en el barrio Guamilito.

Familiares de Mónica hoy llegaron a los juzgados para pedir que al acusado se le aplique la pena máxima. Con mucho dolor aseguraron que nadie tiene derecho de quitarle la vida a otra persona. “Queremos justicia, no le deseamos mal a él, pero que pague con cárcel lo que hizo”. Dijo un familiar de Mónica.

Nota relacionada: Mónica, la estudiante de ingeniería con un trágico final en Honduras

Cristian Calixto Marcía utilizó un martillo para cometer el crimen

Calixto
Calixto no se apiadó ni de la menor que se encontraba en ese momento

El crimen ocurrió el pasado 15 de enero en horas de la noche, cuando Flores discutía con la joven en su vivienda. Durante la discusión, le pegó varias veces en la cabeza con un martillo, frente a su pequeña hija.

Los familiares de la joven llegaron a la casa y vieron a Flores que se lavó las manos y luego se despidió de ellos tranquilamente. El padre de la víctima, Israel Betancourt, solicitó justicia a las autoridades.

Considerando de cobarde al hechor del crimen de su hija, sobre quien dijo, tenía todo un futuro por delante. “Mi hija ya no está con  nosotros, jamás le vimos nada sospechoso a Flores, él siempre se portó muy bien con la familia”. Dijo el padre de la victima.

“Supimos que mi hija se iba a separar de él, pero en buenos términos, supuestamente era algo ya acordado entre ambos”, aseguró. Explicó que su Mónica le dijo que el muchacho le fue infiel varias veces, pero nunca les comentó que la trataba mal o la golpeaba.