El Pájaro: “Me obligaron a decir eso sino me iban a matar”

A punta de golpes fue obligado a confesar el crimen, según sus declaraciones.

567

“El Pájaro”, el supuesto hechor del crimen del periodista ceibeño, Víctor Fúnez, o mejor conocido como “El Masa”, expresó ante los medios de comunicación que él fue obligado a confesar sino lo iban a matar.

Edwin Suazo, alias “El Pájaro”, era trasladado ayer hacia los Tribunales de Justicia de La Ceiba. Aún con fuertes medidas de seguridad, tuvo el valor de defenderse de las acusaciones.

Los medios de comunicación ceibeños le preguntaron sobre el crimen del que se le culpaba y él respondió lo siguiente:

“Me obligaron. Me golpearon. Me golpearon, mire, levánteme la cabeza, todo me golpearon. Me obligaron. Me obligaron a hablar, a decir eso. Ellos me dijeron que dijera eso sino me iban a matar”.

Asimismo, se le cuestionó si había tenido problemas con el periodista y dijo que no, que él era una persona del lado del pueblo.

Mientras estaba subido en la paila del carro policial, los agentes lo trataban de apartar de los micrófonos de los medios. Como si temieran que se revelara algo que a ellos no les conviene.

Segundos después, lograron su cometido. Lo halaron de la camisa y lo hicieron a un lado para que cesaran las declaraciones sobre el crimen. El vehículo partió del lugar.

El joven no solo será culpado por el asesinato del periodista, sino que también, por tentativa de homicidio contra un policía. Eso ocurrió un día antes, cuando se produjo un enfrentamiento para darle captura.

Confesión del crimen

“Llegué a donde estaba él y me quería disparar entonces le tuve que disparar yo a él”, confesó Suazo. Mientras lo decía mantenía la cabeza baja, moviéndola de lado a lado.

“Teníamos problemas anteriormente… con El Masa”, añadió. El periodista Víctor Fúnez era conocido bajo ese alias.

Vea el vídeo: Detenido por asesinato de Fúnez admite haber cometido el crimen

“Él me quería matar a mí, andaba armado”, agregó sin una seña de remordimiento en su voz. “¿Vos lo mataste ahorita?”, le pregunta un policía en el video.

“Sí, compa”, admite.