Por Albert Mathews

Lo que pasó el viernes anterior en el Avaya Stadium fue una verdadera vergüenza y no se puede volver a repetir.

Esta derrota fue tan difícil de asimilar que me tomó la noche del viernes y el sábado para aceptarlo.

LEA TAMBIÉN: Marathón por su pase a semifinales de la Copa Presidente

Honduras cayó goleado jugando un terrible fútbol y sin meter ni las manos ante los norteamericanos.

Me pregunto, ¿entenderá Jorge Luis Pinto lo que significa para la afición nuestra selección nacional?

Lo dudo, y mucho, solo yendo a la calle, solo metiéndose en la idiosincrasia del catracho se entiende el sentimiento.

La bicolor muchas veces es la única alegría de un pueblo acostumbrado a sufrir y vivir en zozobra.

Honduras necesita otro mundial, y ya en el, una mejor actuación, ganar al menos un juego.

Por eso trajimos al técnico que hizo historia con el vecino, pero hasta hoy los resultados son pobres.

Con la selección mayor que es su principal obligación ha quedado a deber, no ha sido lo que esperábamos.

Y la derrota del viernes es para que hagamos un alto y reflexionemos realmente para qué estamos.

Quisiera verlo solo como una muy mala noche pero ya días a este equipo le falta idea futbolista.

Trinidad nos asustó, Panamá nos derrotó en casa, ¿cuándo vamos a ver a la selección jugando bien?

Hasta para perder las maneras importan, y tenemos 6 razones para saber que esta fue la peor forma de perder.

Tenemos suerte de estar en una conferencia donde de los mejores 6 pasan 3 y medio, gracias Concacaf.

Y le agradezco porque en cualquier otra situación estaríamos casi eliminados, debe haber un cambio de actitud urgente.

Lo que se viene

El Martes toca Costa Rica, los ticos hasta hace poco eran líderes de la eliminatoria y no por casualidad.

Cayeron en el azteca jugando bien ante México, y seguramente en San Pedro Sula saldrán a proponer.

No hay de otra, tenemos que ganar, sabemos que hay capacidad y esperamos ver eso reflejado.

Si no exigimos más de la selección somos cómplices del fracaso, debemos pedirles dejar la vida.

Jugadores, cuerpo técnico y la afición son la clave para que este camión llegue hasta Rusia 2018.

Vamos todos a llenar el Morazán, vamos todos a volver a creer, este martes ante los ticos simplemente, ¡No hay excusas!